Compartir
Publicidad

Formación Continua, regalos y fraude

Formación Continua, regalos y fraude
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace apenas tres meses publiqué en este blog La LOPD y el fraude en la Formación Continua, un supuesto desvío de subvenciones formativas a actividades de consultoría. Había un amplio consenso en que esto era apenas la punta del iceberg. Hoy, leyendo el siempre interesante blog de Marketing Positivo, me encuentro con otra variedad de fraude en materia de subvenciones: el uso de las subvenciones para financiar regalos.

En el post titulado Información de la Fundación tripartita sobre obsequios a los alumnos, se hace eco de una comunicación de la misma. Va a resultar gracioso que, con el juego que ha dado el tema de los regalos a cargos públicos en este país, muchos de los que se rompían las vestiduras van a estar involucrados en una trama similar (aunque mucho me temo que acabará tapándose, como todo lo relacionado con la Formacion Continua).

La Fundación Tripartita advierte que los obsequios a los alumnos no están incluídos en los costes subvencionados, y que dará conocimiento de ofertas publicitarias en tal sentido al SPEE y a las autoridades competentes por vulneración de la Ley de Defensa de la Competencia.

Me resulta escandaloso y escaso:

  • ¿Para cuándo una investigación de oficio y exhaustiva, sin esperar a tener encima de la mesa autoconfesiones publicitarias?
  • ¿Estos hechos no tienen trascendencia como ilícito penal para ponerlo en conocimiento de la Fiscalía/Juez?

De todas maneras, no nos engañemos. Las posibilidades que tienen estas empresas para conseguir que se subvencionen estos regalos son amplias. Pensemos en notebooks, por ejemplo. Los gastos en equipos didácticos y plataformas tecnológicas se prestan que da gusto para ser inflados/compensados por proveedores complacientes que, igualmente, suministrarán facturas de los obsequios para justificar que han sido abonados con fondos propios. A partir de ese momento, lo tenemos fácil para untar a los alumnos o incluso a los gerentes y empresas que los emplean.

¿Cómo parar esto? No veo más solución que asumir el fin de las subvenciones a la Formación Continua. Que cada uno se pague su formación y se acabé con toda esta mafia formativa-consultoril creada entorno a las subvenciones.

Vía | Marketing Positivo
En Pymes y Autónomos | La LOPD y el fraude en la Formación Continua

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos