Hemos cambiado de administrador único en nuestra empresa, así hay que gestionar los certificados que tenía emitidos

Hemos cambiado de administrador único en nuestra empresa, así hay que gestionar los certificados que tenía emitidos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El certificado digital es una herramienta que nos permite identificarnos y realizar trámites telemáticos sin necesidad de acudir presencialmente a la sede de la empresa u organismo al que estamos accediendo. En este sentido deberíamos custodiarlo tal y como hacemos con la tarjeta de crédito. Pero muchas veces no es así. Más grave todavía es si el certificado que se utiliza es el de administrador. Por eso si hemos cambiado de administrador único en la empresa hay gestionar los certificados que tenía anteriormente emitidos.

Por mucho que hayamos acabado en buenos términos con el administrador anterior, no hay que dejar cabos sueltos, ya que basta que al realizar un trámite en su ordenador portátil, donde un día instaló el certificado de administrador único, se confunda con el de persona física y tendremos un problema si no ha sido revocado.

Revocar el certificado, un trámite imprescindible

El primer paso lógicamente es pasar por el registro mercantil para registrar al nuevo administrador o en el caso de un administrador solidario que deja de serlo notificarlo debidamente. Una vez cumplido este proceso tendríamos que eliminar la validez de su certificado digital.

¿Cómo se consigue este anulación? Revocando el certificado ante la autoridad que lo ha expedido, en este caso lo normal es que sea la FNMT. El procedimiento es muy sencillo si contamos con el certificado digital, ya que basta con realizar la solicitud, añadir los datos como nombre, DNI, dirección y muy importante, seleccionar el motivo de la revocación.

A partir de aquí el certificado ya no tiene validez y por mucho que esté instalado en diferentes ordenadores, o tengamos una copia de seguridad guardada, deja de estar vigente. El nuevo administrador tendría que solicitar el suyo.

Se puede dar el caso de que una vez realizado el trámite con el registro se de de alta el nuevo administrador sin haber revocado al anterior. En el caso del administrador único quedaría automáticamente revocado el antiguo, pero el procedimiento más correcto sería hacerlo nosotros directamente.

Revocar el apoderamiento electrónico

Otro caso habitual es que alguna empresa o autónomo apodere a una gestoría para que realice los trámites en su nombre. Pero no siempre cuando deja de colaborar revoca dichos poderes. Lo normal es que solo nos represente aquél que va a presentar nuestros impuestos o nos representará ante cualquier administración pública.

Temas
Inicio