Compartir
Publicidad

¿Por qué sobreviven los equipos de sobremesa en las empresas?

¿Por qué sobreviven los equipos de sobremesa en las empresas?
0 Comentarios
Publicidad

Los equipos y componentes informáticos evolucionan. De un tiempo a esta parte la miniaturización hace que se puedan encontrar equipos que ocupan muy poco espacio a coste muy razonable para la pyme. Estoy hablando de equipos de sobremesa, que adoptan en muchas ocasiones un hardware de portátiles. Pero entonces, ¿por qué sobreviven los equipos de sobremesa en las empresa?

Fundamentalmente porque nos permiten estirar la inversión del hardware más allá de los cuatro o cinco años de amortización. Es en estos momentos cuando algún componente de los equipos puede fallar, como la fuente de alimentación, se necesita alguna ampliación para dar una segunda juventud al equipo o simplemente han cambiado las necesidades del usuario y requiere más potencia de cálculo gráfico, por ejemplo.

Es en estos casos cuando un equipo de sobremesa convencional nos facilita la labor, porque tenemos hueco suficiente para añadir algún componente más o sustituir el dañado de una forma sencilla. Y además por lo general a un precio mucho menor del que nos costaría en un equipo portátil, por ejemplo, en caso de que se pueda, porque en los equipos todo en uno o los pequeños estilo NUC de Intel puede que no sea posible hacerlo.

Porque podremos en muchos casos aumentar la memoria, cambiar el disco duro o sustituir la fuente de alimentación, que por otra parte son las cuestiones más habituales que tenemos que sustituir, pero si necesitamos cambiar la tarjeta gráfica o nos falla la pantalla, prácticamente significa renovar el equipo.

Por eso es algo que debemos valorar cuando adquirimos un equipo nuevo. Por una parte ver que vida media han tenido los últimos, cuántas reparaciones o ampliaciones hemos realizado para sumar su coste o sobrecoste sobre el que tendría un equipo tradicional y en función de estas cuestiones decidir si será rentable o no comprar uno de estos equipos.

Cuestión a parte será si nos planteamos su compra por una cuestión de espacio o estética donde ya un sobremesa tradicional ya no puede competir. Pero lo cierto es que el espacio en la mayoría de las empresas no suele ser un problema con los equipos escondidos debajo de la mesa y el cableado bien ordenado y conducido por las guías de las mismas.

En Tecnología Pyme | ¿Cómo es el equipo informático perfecto para la empresa? Ordenador de sobremesa Imagen | Jaysin Trevino

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio