Compartir
Publicidad

Mi empresa no necesita la movilidad para mejorar, ¿estamos seguros de ello?

Mi empresa no necesita la movilidad para mejorar, ¿estamos seguros de ello?
3 Comentarios
Publicidad

En alguna ocasión cuando he hablado con una empresa sobre los beneficios que puede tener para ellas la movilidad lo cierto es que muchas de ellas han afirmado de forma rotunda que "mi empresa no necesita la movilidad para mejorar". Se trata de empresas que tienen una oficina, un horario de atención al público como base de su negocio.

En definitiva, de las que esperan que el cliente entre por la puerta para atenderle y venderle sus productos y servicios. Sin embargo, luego hablando con ellas resulta que si tienen algunas cuestiones donde la movilidad les puede ayudar. La cuestión es saber si la inversión que tenemos que realizar lo compensará o no.

Porque este modelo de trabajo tiene algunos inconvenientes, el principal, que no podemos salir a buscar a estos clientes, trabajar desde casa en momentos de acumulación de trabajo o facilitar políticas de conciliación a nuestros trabajadores, entre otras cuestiones. El modelo es un equipo de sobremesa, junto con un servidor o un disco duro de red para compartir archivos y poco más.

En estos casos, si queremos buscar clientes se contrataba a un comercial o alguien de la oficina realizaba este trabajo. Pero de una manera ineficiente, por un lado se contacta al cliente y con suerte se cierra la venta, y por otro luego se pasan todos esos datos en la oficina. Con la movilidad se ahorra tiempo al realizar todo en un sólo paso. Un portátil y una conexión habilitada a nuestro sistema sería suficiente.

Si tenemos acumulación de tareas, nos tendremos que quedar en la oficina o desplazarnos el fin de semana para hacerlas. Tampoco podremos aplicar políticas de conciliación familiar. No tenemos que cambiar nuestra forma de trabajar de forma radical o realizar inversiones que no vamos a recuperar. Se trata de pensar cómo queremos trabajar en el futuro y que herramientas necesitamos para conseguirlo. Para recorrer un camino siempre hay que dar un primer paso.

El ejemplo más claro de como cambia la movilidad nuestra forma de trabajar lo tenemos en los smartphones, que han sido adoptados por la mayoría de empresas y profesionales, y hoy en día nadie discute que es una de las inversiones que más tiempo les ahorra en su día a día.

En Pymes y Autónomos | Movilidad: ¿portátil, ultraportátil o smartphone?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio