Compartir
Publicidad

Crisis contables: aproximación y soluciones

Crisis contables: aproximación y soluciones
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Remo nos acaba de hablar acerca de la importancia de un determinado equilibrio en las masas patrimoniales de nuestro Balance. Sin entrar en el fondo del asunto, hemos pasado años en los que, con perdón, el que tenía Fondos Propios, el que aportaba dinero a la empresa, parecía un poco lelo. Cosas del efecto positivo del apalancamiento cuando todo va bene. Pero parece que hemos regresado a la racionalidad, al sentido común, por mucho que algunos pretendan seguir empujando a la Banca al todo vale.

El caso es que, al margen de la salud financiera de la empresa, no debemos olvidarnos que existen la Contabilidad y sus implicaciones jurídicas. Digo que no debemos olvidarnos, ya que más de uno puede llevarse un susto considerable el año que viene, pues, conforme al principio legal de que el patrimonio neto (Fondos propios más reservas más beneficios sin distribuir) no debe ser inferior al capital social, algunas sociedades deberían ser disueltas. Pasean y vean.

Este año ha entrado en vigor el nuevo Plan General Contable. Viene a ser la versión sectorial del efecto globalizador. Pues bien, debemos recordar que existen una serie de partidas en el activo que no van a poder ser mantenidas. Y que dicho ajuste va a conllevar unas perdidas contables. Si a eso le sumamos que, deberemos introducir correcciones valorativas negativas (perdidas) en el caso de inmuebles adquiridos en el fragor del boom inmobiliario, y que, no lo vamos a poder compensar con una actualización al alza del valor histórico de los bienes más antiguos de nuestro Balance, los efectos parecen claros:muchos sociedades van a tener fondos propios inferiores al capital social, incluso negativos.

Resulta curioso que por meros cambios en los criterios valorativos de nuestros Balances, haya Sociedades que deban reducir capital o incluso ser disueltas. El legislador, consciente de ello va a introducir una moratoria, pero estoy con los profesionales de ARBO en que debe ir más allá. Debe ser consciente de lo que nos jugamos y de lo que significa realmente la contabilidad.

Así, sin menoscabo, incluso todo lo contrario, de la transparencia informativa, debería permitirse una actualización de los Balances para reflejar no solo los malos ciclos. La otra solución que proponen, que los propios accionistas decidan si deben disolverse o no, en función de si existe una insolvencia real, por mucho que se haga público, me parece tentar a la suerte, aunque soy consciente de que la actualización de Balances tiene también su lado oscuro. Leed el art´ciulo, que no tiene desperdicio.

Vía|ARBO
En Pymes y Autónomos|Nuevo Plan General de Contabilidad:principales cambios
Imagen|LordFerguson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio