Compartir
Publicidad

Cómo utilizar el desplazamiento al trabajo para ser más productivo en tu día a día

Cómo utilizar el desplazamiento al trabajo para ser más productivo en tu día a día
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces me pregunto cuándo empiezo a trabajar y cuándo dejo de hacerlo. Vamos camino del trabajo pensando en lo que tenemos pendiente o salimos al final de la jornada dándole vueltas a algún problema concreto. Si tenemos suerte al llegar a casa podremos desconectar, si vivimos pegados al smartphone será más complicado. Pero lo cierto es que podemos aprovechar los trayectos de desplazamiento al trabajo para ser muchos más productivos en tu día a día.

Es un momento que podemos dedicar a la reflexión, a la organización y estructuración de las ideas. Una cuestión que muchas veces no tenemos tiempo material en el momento que cruzamos la puerta del trabajo donde nos podemos ver desbordados por la cantidad de trabajo pendiente o las peticiones de los clientes.

En transporte público

Si vamos en transporte público es el momento ideal para ordenar nuestra lista de tareas. No sólo se trata de ir revisando lo que ya tenemos añadido para el día siguiente, sino también revisar algún correo pendiente con nuestro smartphone para añadir las nuevas que nos han ido entrando. También es importante revisar las prioridades de dichas tareas.

Si tenemos tiempo también podemos contar con la ayuda de nuestro smartphone. En este caso, el correo electrónico, revisando lo que tenemos del día anterior o contestando si tenemos tiempo desde el propio dispositivo es una buena opción. De esta forma cuando llegamos al puesto de trabajo nos ponemos directamente a la faena.

El tiempo del trayecto al trabajo es un buen momento para ordenar nuestras ideas

Esto podemos hacerlo tanto a la vuelta como en el viaje de ida la trabajo. Después podemos ir pensando en un plan de acción para cada tarea, visualizar cómo vamos a llevarla a cabo, asignar un tiempo estimado para la resolución de cada una de ellas, etc. Por último, si la solución no está clara es un buen momento para reflexionar sobre diferentes alternativas.

En vehículo privado

Si nos desplazamos en vehículo privado además de la acción reflexiva y de organización que hemos comentado podemos ir sacando partido a otras cuestiones. Aquí el uso del smartphone no es recomendable aunque le podemos sacar partido para algunas cuestiones básicas:

  • Lectura de informes aprovechando las opciones que tiene para grabar notas de voz que luego podemos reproducir durante el trayecto. Así somos capaces de recoger información que de otra manera no sería posible.

  • Utilizando el bluetooth y el micrófono para crear documentos a través del dictado de voz, algo que nos puede servir para adelantar trabajo sobre un determinado tema. O simplemente para tomar notas de voz de algunas ideas que nos surjan y no queremos que se nos olviden.

En todo caso, siempre debemos tener claro que si conducimos nosotros nuestra atención debe estar en la carretera. Podemos aprovechar si estamos en un atasco o tenemos poco tráfico. En todo caso no debemos manipular el smartphone, sólo aprovechar sus capacidades de manejo con la voz y aún así, mantener la atención de forma preferente en el vehículo que conducimos.

En las pequeñas ciudades quizás el tiempo que tenemos hasta el puesto de trabajo no es más de media hora o veinte minutos, pero si tenemos atascos o hacemos nuestro a la hora punta, podemos estar una hora o más de trayecto. En estos casos es cuando deberíamos pensar en planificar lo mejor posible nuestros trayectos.

En Pymes y Autónomos | Las pausas en el trabajo, ¿por qué te ayudan a mejorar tu productividad?

Imagen | stux

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio