La acción desmotivadora de la igualdad de salarios

Sigue a Pymesyautonomos

igualdad-salarios.jpg


Juan Carrión cuenta en su blog cómo una persona se ha desmotivado muy rápidamente al conseguir un aumento salarial en el tiempo y cómo una segunda incorporación en un puesto de iguales características ha conseguido el mismo salario por el que ha luchado esta persona durante un largo tiempo.

Resumiendo, el trabajador A, llega a la empresa cobrando por ejemplo 1.400 euros. Después de 6 meses, esta persona realiza un desempeño excepcional de su trabajo, solicita un aumento de sueldo, la empresa lo concede y pasa a cobrar 1.600 euros. El problema se origina si tenemos que contratar a una segunda persona B para que desempeñe el mismo trabajo que A ¿Qué sueldo le pagamos en ese caso? Dos opciones:

  • Le igualamos el sueldo con A (1.600 euros), por lo que esta segunda incorporación va a desmotivar bastante al trabajador A.
  • Le pagamos a B el sueldo inicial de A (1.400 euros), por lo que la segunda persona se va a sentir infravalorada frente a A, dado que a ambos le exigimos el mismo trabajo por salarios distintos.

Si se da el caso, que A y B son de sexo distinto, el problema puede ser inmenso porque paguemos lo que paguemos, lo vamos a hacer mal.

En este sentido, la acción de igualdad de salarios es altamente desmotivadora para todos los trabajadores, dado que no se premia el esfuerzo anterior, la vinculación con la empresa ni el esfuerzo añadido que pueda tener una persona en el mismo puesto que otra ¿Qué solución adoptaríais vosotros a este caso?

En Pymes y Autónomos | El retraso en el pago de salarios, Motivar a la plantilla: misión imposible
Imagen | Billjacobus1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios