Sigue a Pymesyautonomos

Dani Simón

Llevo oyendo hablar de Dani Simón desde hace años, lo cual resulta curioso pues no tiene más de treinta y cuatro recién cumplidos. Ahora está de moda el emprender. Todos hemos de emprender ¡lo que sea! Incluso se dan clases y cursos a niños para que aprendan en el futuro a ejercer como tales. Me parece una buena idea, siempre y cuando no acabe resultando un negocio para unos cuantos expertos en marketing y ventas, que se llenen los bolsillos impresionando a jóvenes y no tan jóvenes que buscan una salida a esta situación de desempleo en España.

Pero volvamos a Dani Simón. Podría resumir su trayectoria con la cantidad de eventos, conciertos, manifestaciones, exposiciones y mil actos más que han salido de su cabeza, pero he preferido que la descripción sea suya. Para mí es un ejemplo de lo que ahora parece una moda o casi una necesidad: emprender para triunfar. El lo hizo de manera natural, progresiva y doy fe de que le ha ido bien (y le irá) por ser una persona cercana, coherente y trabajador.

Presentación

Nací en Alicante en 1978. Me considero “activista cultural” desde que estudié en el Instituto Jorge Juan, en donde ya empecé a promover como organizador los eventos culturales y lúdicos que me hubiera gustado ver como espectador. En la Universidad de Alicante, me licencié en Historia, ocupé la Vicepresidencia del Consejo de Alumnos y desde ahí aprendí a organizar toda clase de eventos (conciertos, jornadas unicomic, congresos varios…). Casi sin darme cuenta me fabriqué un buen currículum que me sirvió para que Fnac me ofreciera su puesto de comunicación y programación cultural cuando llegué a Alicante. Ocupé ese cargo durante casi 6 años, exprimiendome la cabeza para hacer una programación cultural diaria con medios limitados y aprendiendo mucho en el proceso. En la actualidad tengo mi propia empresa de Gestión Cultural, Showtime Eventos, desde la que trabajo como Freelance para diversos proyectos, instituciones y empresas de Alicante, Elche y Murcia. Entre ellos quiero destacar mi labor como coordinador de CAMON, un proyecto de Obra Social dedicado a expandir la cultura por internet, a poner medios para facilitar la creación y a formar en uso avanzado y vanguardista de Redes Sociales e internet 2.0. Quiero ayudar a mejorar el mundo empezando por Alicante Por eso decidí quedarme en esta, mi ciudad, para contribuir a que se parezca más a otros lugares que admiramos y podemos seguir como ejeplo. También milito en diversas causas y organizaciones. Quiero que todo el mundo sea feliz. No me digas lo que no puedo hacer.

¿Es un ejemplo?

En mi humilde opinión sí lo es. A Dani le conocí a través de una página web donde ambos colaboramos llamada salir.com, allí vertíamos nuestra opinión sobre distintos lugares de ocio de la ciudad. Yo no le conocía. Un día leí su perfil y pensé: ¡cuántas ocupaciones tiene este chico! Años después una persona allegada me comentó que había coincidido con él en el instituto y que siempre andaba montando algún espectáculo.

A mí, que vengo de una ciudad donde a la cultura se le da la espalda en muchas ocasiones, me resultó interesante esta figura. “Antimenfotista” se denomina. En cristiano: dejar de lado al lamento y ponerse las pilas. Que no nos gusta lo que nos rodea, pues hagamos algo, por pequeño que parezca, para cambiarlo.

Pasito a pasito se ha creado un nombre y aunque te pueden gustar más o menos, algunos eventos que organiza ¡hay un amplio abanico donde elegir! nadie puede discutir que estamos ante la figura de alguien hecho así mismo. Intenta tocar todos los palos: música, cómic, eventos de bajo presupuesto, conciertos, etcétera. Y todo en una ciudad que antes de que la palabra crisis apareciera, ya llevaba grabada a fuego “apatía” como estilo de vida. La queja es un defecto o forma de ver la vida de los alicantinos y, tal vez, de muchos españoles. Por eso, hemos de reivindicar a personajes como Simón Plá.

Por poner un ejemplo de uno de sus actos (al que acudí) fue la presentación de la ya veterana VilaWeb, un diario independiente electrónico creado en 1995 que ya navegaba por Internet antes de que los grandes lo hicieran. Recuerdo que fui a las instalaciones de CAMON y Mar Iglesias (una exprofesora de la universidad de Alicante) nos explicó en qué consistía trabajar en un diario de estas características y, sinceramente aprendí mucho. No sé si hubiera tenido la oportunidad de conocer más de cerca este formato si una persona como el mencionado, no hubiera decidido un día cambiar el sofá y el aferrarse a la queja, para pasar a la acción con este tipo de actos.

Si quieres ser emprendedor, adelante, pero mi humilde consejo es: cree en lo que haces y siente pasión por tus ideas, porque sólo así arrastrarás a más personas dormidas que ansían un cambio. El es un ejemplo de lo que ahora parece una modernidad. Probablemente muchos le envidien o critiquen, también son dos rasgos que nos caracterizan a los españoles, pero quiero pensar que somos muchos más los que apostamos por todo aquél que destaque del resto si su fin es mejorar el entorno.

En Pymes y Autónomos|De como Twitter pudo haber sido española

Imagen|Baka Gaijin

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario