Tenemos que montar un negocio juntos

Síguenos

Export

Una de las frases que más temo en las tertulias sobre negocios es cuando alguien me dice: ‘tenemos que montar un negocio juntos’, mostrando el apetecimiento (no el compromiso) de compartir una responsabilidad en un nuevo proyecto empresarial, en el que se entrelazan riesgos y rentabilidades inciertas en un escenario temporal sin fecha de fin.

No quiero decir que en todos los casos no resulte interesante asociarse, pero hay que tener cuidado con muchos ‘oportunistas’, especialmente los que piensan en crear un negocio de manera sencilla y que esperen golosas rentabilidades con el mínimo esfuerzo. Siendo una cuestión más seria que no entiende de apetecimientos puntuales sino en la potencial fortaleza de un compromiso.

Como ustedes conocen, cuando se crea un negocio o se emprende un nuevo proyecto empresarial no debemos obcecarnos por los beneficios futuros que se pueden desprender en el futuro, sino en el diseño y desarrollo de una idea, mostrando nuestra predisposición a ariesgar y a trabajar en la idea que nos lleva a adentrarnos en la aventura, dejando las ganancias en el segundo plano porque al principio de una actividad se trata de una variable aleatoria que no podemos controlar.

Es cierto que a todos nos gustaría tener un negocio de éxito que nos reporte beneficios económicos, pero no todo el mundo está dispuesto a asumir riesgos y compromisos. Tal vez porque todavía tenemos muy cerca la época de la burbuja, dónde las abultadas rentabilidades eran muy accesibles, o tal vez, porque muchos siguen pensando que crear una empresa es algo sencillo y que nos lleva al éxito sin pensar en la sombra de un posible fracaso.

En Pymes y Autónomos | Montar un negocio como antaño es una utopía
Imagen | twicepix


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios