En España se pasa hambre

Sigue a

sopa

Aparecía en el periódico Información como una noticia más, su titular, su subtítulo en negrita y un texto a tres columnas. Pero al unir cada palabra la vergüenza te embargaba: En España se pasa hambre, ése era el contenido. En nuestro país uno de cada cuatro niños vive ya por debajo del umbral de la pobreza en España.

Los niños españoles también sufren la crisis. Tenemos cerca familias con hijos que no comen tres veces al día, mezclados con otros que llevan el último modelo de smartphone, o lloriquean porque se han encaprichado de un juguete. España tiene el porcentaje de menores de dieciocho años que viven en hogares con pobreza alta(ingresos por debajo de 11.000 euros para cuatro miembros)

El desempleo no respeta edades

Cuando en un informativo nos muestran las colas de desempleados frente a las mal llamadas oficinas de empleo, jamás nos cuentan qué historia se esconde detrás de esos ojos carentes de esperanza. No todos pueden emigrar al extranjero, sí están dispuestos a mudarse al norte, al sur, este y oeste del país. Pero hasta que esa oferta llegue, ¿qué drama ha dejado en casa?

En un barrio que conozco, hace unos meses, los profesores tuvieron que poner medidas urgentes. Los niños se desmayaban en clase ¿la razón? no habían desayunado bien, y la cena había sido escasa. Se les comenzó a dar bocadillos en el colegio. Sí, aquí, en Europa. Me parece perfecto ayudar a otros continentes, pero ¿somos conscientes de esta situación que ha generado el largo desempleo de muchas familias? No quisiera desanimar a nadie, pero tampoco callar una verdad. El paro también trae estos dramas y hay que denunciarlos.

En este puesto horroroso que hemos alcanzado sólo nos superan Rumanía y Bulgaria. Allí sus niños lo pasan peor aún. ¿A qué se debe el haber llegado a estos extremos? a la reducción de la protección del sistema público hacia los menores, especialmente a partir de 2010.

¿Qué hacer?

Es tan sencillo como complicado para nuestros dirigentes: generar empleo. Equilibrar la balanza entre recortes y creación de trabajo porque que un adulto pase penurias es vergonzoso, pero que un niño que no tiene culpa de nada, no tenga una alimentación básica en un país, supuestamente desarrollado es para andar con la cabeza agachada.

Si no se comienza a ayudar a las empresas grandes y pequeñas para fomentar empleo, se activa el consumo y sobre todo se lanzan mensajes optimistas desde las altas estancias, ya no será noticia que tal o cual equipo de fútbol ha ganado la liga, sino la desnutrición que existe entre nuestros pequeños.

La crisis económica es como una noria. Cada día nos encontramos a una altura: noticias favorables, un halo de optimismo, al siguiente vamos a entrar en recesión y ser intervenidos, hablan de cifras de parados expertos economistas en tertulias varias, mientras repiten conceptos como mercado, prima de riesgo, el capital…, pero ¿y el capital humano? No sólo son desempleados son personas y están sufriendo.

Cuando leas este artículo no sé cuál será la noticia del día. Quizás que el dueño de Facebook ha vendido más acciones que el primer día, o que se ha producido otro ERE en alguna fábrica española, quizás se convoque otra huelga en algún sector, pero lo que no habrá cambiado es que el día a día de muchas familias se ha convertido en una lucha tan simple como llevarse algo a la boca.

En Pymes y Autónomos|Microempresa busca trabajador Trabajador busca macroempresa,Prestación del paro para autónomos en 2011,En caso de crisis, más ajustes que recortes

Imagen|sofia_es

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios