Compartir
Publicidad

Nacer y ser en el mundo de los negocios

Nacer y ser en el mundo de los negocios
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ya de pequeño era un poco extraño para mi edad, y mientras otros niños pensaban en otras cosas, yo me dedicaba a leer los periódicos, a discutir de política o bien a pensar y hacer planes para montar negocios, ¿y cuál es el motivo de que exponga esto? Pues me sirve para exponer que con una u otra vocación, con unas u otras pasiones se tiene que nacer.

Uno nace, después se hace, y esa es a mí entender la secuencia lógica de lo que conformará nuestra vida, es decir, nosotros nacemos y nos hacemos, pero nos hacemos en virtud y en base a lo que nacemos, a lo que somos, a lo que va dentro de nosotros.

He hablado otras veces de temas similares a este, pero este artículo quiero vertebrarlo desde la perspectiva de que para ser, se tiene que aprender, pero especialmente para ser, se tiene que nacer, y saber, y entonces mejorar y perfeccionar con lo que nacemos y sabemos.

¿Podría haber sido otro o podría haberme enfocado hacia otro camino que los que yo me he enfocado? Si, por supuesto, para bien y para mal. Pero estoy convencido que si bien en todos ellos hubiese podido desarrollar mis capacidades, en ninguno de ellos las podría haber desarrollado plenamente como si lo hago en el entorno, en los esquemas y en los parámetros que desde niño me he movido y que siempre me han gustado.

¿Con ello digo que uno no puede reinventarse?, ¿qué uno no puede aprender lo que no sabe o qué no puede cambiar? No, no digo eso, al contrario, uno puede y debe reinventarse, uno puede y debe aprender y mejorar cambiando siempre algo cada día. Pero uno puede y debe hacer todo eso siempre desde el puesto y la forma que sabe que compite en la mejor posición, en su posición natural, de otra forma, no creo que pueda desarrollar su pleno potencial.

En Pymes y autónomos | Los 2 requisitos de una buena formación empresarial Imagen | anesgob

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos