Compartir
Publicidad

¿Invertir en formación es invertir a fondo perdido?

¿Invertir en formación es invertir a fondo perdido?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Bien sea por reducir costes operativos al encontrarnos en situaciones de crisis como la que estamos atravesando y tener una cierta incertidumbre acerca de la evolución del mercado, o bien sea por miedo a que otra empresa aproveche el conocimiento que hemos proporcionado a los empleados, lo cierto es que la mayoría de empresas no invierten lo suficiente en formación.

En ocasiones, además, esto se ve complementado con la creencia por parte de numerosos empresarios que la inversión en formación no va a aumentar la eficiencia de la organización, su coste hará que se reduzcan los beneficios empresariales, y por tanto va a ser una inversión a fondo perdido. Pero, ¿la inversión en formación es realmente innecesaria?

La American Society of Training and Development comparó una empresa que invertía más de 1.000 dólares al año y por empleado en formación con otra que invertía menos de 150 y los resultados fueron sorprendentes: las primeras obtenían un 24% más de margen comercial y un 218% más de beneficios que las segundas. Ernst & Young fue más allá, y demostró que la media de retorno por cada dólar destinado a formación es del 300%.

Además, un empleado formado puede llegar a realizar su trabajo hasta seis veces más rápido que uno que no lo está, contando ambos con la misma experiencia. Además, en contra de la falsa creencia de muchos empresarios, los trabajadores estarán más motivados, lo que hará que el know-how permanezca durante mayor tiempo en la empresa en lugar de ser aprovechada la competencia.

Lógicamente, la empresa deberá complementar esta inversión en formación con otro tipo de condiciones e incentivos que resulten atractivas a los empleados para mantenerles motivados en su trabajo diario y evitar que se puedan marchar de la empresa, que al final va a ser la que repercutirá positivamente en los objetivos empresariales.

Y es que los recursos humanos es el activo más importante con el que cuenta toda organización empresarial, y su conocimiento puede ser clave para diferenciar a una empresa de su competencia; en este sentido, la formación juega un papel clave para lograr todo objetivo empresarial, maximizar el beneficio.

En Pymes y Autónomos | Los tipos de motivación y su influencia en la empresa
Más Información | ¿Merece la pena invertir en formación? [PDF]
Imagen | aktua

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos