Compartir
Publicidad

El liderazgo como factor diferencial en la empresa

El liderazgo como factor diferencial en la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Uno de los factores diferenciales por parte de las compañías en los sectores en los que se desarrollan y en el seno de las propias organizaciones es el liderazgo. Por un lado se define el liderazgo como la capacidad para concebir la visión de lo que debe ser la empresa y establecer tanto la misión de la misma dentro de su mercado como las estrategias a seguir para lograrla.

Por otro lado, a nivel interno, el liderazgo es la actitud de influenciar a las personas de la organización para que se empeñen voluntariamente en lograr los objetivos de la organización.

Para un correcto desempeño del liderazgo la persona debe tener una actitud estratégica basada en la voluntad para llevar a cabo la adaptación de la organización y de las personas a los cambios del entorno. Pero además ha de tener la capacidad de enfrentarse al entorno y la competencia profesional para responder a los retos, las amenazas y las oportunidades que el propio entorno ofrece.

La capacidad de liderazgo de una persona se puede poner de manifiesto en la organización haciendo que la gente se sienta úitl, que se sientan parte de un equipo, que sea capaz de transmitir que el aprendizaje y la competencia en las personas son factores importantes y de confiera a los miembros de su organización la convicción de que el trabajo es un reto, es estimulante e incluso divertido.

Para ejercer un buen liderazgo, la persona ha de poseer ciertas aptitudes:

  • Tener control de si mismo, desde el punto de vista de conocer sus habilidades y cómo usarlas de manera eficaz.
  • Tener y transmitir confianza, la credibilidad de lo que dice y lo que hace es esencial para poder transmitir los objetivos, las estrategias o los valores de la organización.
  • Capacidad de comunicación para transmitir todo aquello que se debe hacer, cómo se ha de hacer y, en ciertas situaciones, por qué se ha de hacer de esa manera.
  • Control de la atención y de la situación, que evite distanciarse de la misión, de los objetivos y de las estrategias de la organización.

Es prácticamente imposible que una empresa pueda ser lider en su mercado si no hay un lider dentro de la organización. Por otro lado, la carencia de un lider dentro de la empresa puede resultar un obstáculo para que las compañías, aun no disfrutando de una posición dominante en su sector, puedan desarrollar con éxito su misión y alcanzar sus objetivos.

En Pymes y Autónomos | Liderazgo y las fuentes de autoridad Imagen | chaouki

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos