La democracia como asesina de la innovación

Sigue a

Los que saben de esto suelen decir que las ideas o propuestas generadas por equipos de trabajo suelen ser mejores que la media de las ideas generada individualmente por los miembros de dichos equipos. Si escarbamos en dicha afirmación es posible que nos sintamos bastante intranquilos. Y es que el canonizado trabajo en equipo no va a suponer necesariamente obtener, en cuanto a generación de ideas, un resultado mejor que el del mejor de sus miembros. Más bien lo contrario: el genio individual está por encima de las mentes colectivas.

Lo cierto es que, aunque suene feo decirlo, en la empresa suele ocurrir con cierta frecuencia que la democracia asesina la innovación. Las tendencias del colectivo, incapaz de romper con el status quo cercena las apuestas de aquellos que se esfuerzan en vislumbrar un nuevo camino. Para ello nada mejor que recurrí al mito de la democracia en la empresa, a acusar al que se sale de lo segado de no saber trabajar en equipo. En definitiva, la ley de Jante de todas todas.

Afortunadamente nuestros antepasado pasaban un tanto de los Focus Groups:

En Pymes y Autónomos | ¿Cómo destruir ideas innovadoras?

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario