Sociedad Limitada de Formación Sucesiva, la nueva alternativa societaria que introduce la Ley de Emprendedores

Sigue a Pymesyautonomos

sl_formacion_sucesiva

Otra de las novedades que introduce la Ley de Emprendedores que se ha aprobado el pasado Viernes en Consejo de Ministros es la creación de una nueva forma jurídica para constituir una sociedad, la llamada Sociedad Limitada de Formación Sucesiva que, como indica su nombre, permitirá la creación de empresas en varias fases y con un coste inicial menor al mínimo exigible para las Sociedades de Responsabilidad Limitada, establecida en el artículo cuatro de la Ley de Sociedades de Capital, en 3.000 euros.

Una nueva estructura societaria que ya existía en el caso de las Sociedades Anónimas, en las cuales solo es necesario desembolsar el 25% del Capital mínimo exigido, en concreto 15.000 euros en el caso de la Sociedad Anónima de los 60.000 requeridos (los llamados dividendos pasivos). Esta fórmula debería facilitar la creación de empresas merced a una aportación inicial mucho menor; de todos modos, mientras el capital no esté desembolsado completamente, existen una serie de limitaciones y condicionantes que, tal y como indica nuestro compañero Remo en El Blog Salmón, pueden hacer que esta nueva estructura societaria sea un rotundo fracaso.

Y es que, mientras el capital social de la empresa no esté totalmente desembolsado, los socios fundadores perderán la responsabilidad limitada en caso de liquidación de la sociedad; también se limitará la retribución de los socios y administradores y, por último, se exigirá que el 20% del resultado del ejercicio deberá ir a reservas legales, en lugar del 10% que está vigente en la actualidad.

Además, hacer negocios con una sociedad con capital social insuficiente es un riesgo debido a que no existen garantías de cumplimiento del contrato, aunque no se limite la responsabilidad de los socios a sus aportaciones. Es muy posible que, en caso de liquidación de la sociedad, su resultado no sea suficiente para pagar a los acreedores y proveedores, lo que hará que existan numerosas empresas zombies ya desde su constitución.

En realidad, bajo mi punto de vista, y sobre todo debido a todos estos condicionantes, la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva está destinada a ser un fracaso. Reunir un capital social inicial de 3.000 euros está al alcance de casi cualquier persona que quieran constituir su empresa, simplemente aportando un elemento de inmovilizado material, por ejemplo, que limite su responsabilidad dentro de la sociedad.

En Pymes y Autónomos | Aprobada la Ley de Emprendedores, éstas son las principales medidas
En El Blog Salmón | Sociedad limitada sucesiva, una nueva fórmula jurídica casi inútil para crear sociedades
Imagen | Gonmi

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario