Compartir
Publicidad

¿Tenemos claro lo que es una empresa? conceptos importantes que a veces olvidamos

¿Tenemos claro lo que es una empresa? conceptos importantes que a veces olvidamos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Supongo que la pregunta en el contexto de este blog parecerá poco pertinente, al fin y al cabo el contenido que se busca es para conocer nuevas ideas, planteamientos relacionados con el ámbito de los negocios, pero a veces creo perdemos de vista el objetivo y el real motivo por el que se crean las empresas.

Creo que hay algunos conceptos que, embarcados en el día a día de nuestro proyecto empresarial (independientemente de la dimensión) olvidamos y creo oportuno recordar:

Finalidad de la empresa: una empresa no es un ente abstracto que, cuando las cosas no van como están planteadas tiene capacidad para replegarse o decir que no, una empresa tiene una responsabilidad con el mercado, si concurres y has hecho tan mal los deberes que generas pérdidas, lo siento, ese es el riesgo empresarial, esa es la aventura/empresa que inicias. He visto como determinados “empresarios” deciden plantarse y no jugar la siguiente ronda una vez que se han repartido las cartas y han visto que no se pueden sostener siquiera para jugar una mano. Esto lo tiene que entender quien quiera dedicarse a los negocios, si no has puesto las condiciones de tu servicio sobre la mesa anticipadamente, luego te puedes pasar a las 7 y media y no valen juegos.

Momentum: saber elegir la ocasión propicia para lanzar una idea de negocio, poner en marcha una actividad o desencadenar cualquier aventura empresarial, el ser meticuloso en elegir cuando es la oportunidad, no sólo dimensionarla (a veces nos quedamos en eso) sino cuando se puede plasmar en la realidad y aquí muchas empresas se pierden, los trenes sólo pasan una vez y generalmente no vuelven, no retornan, las vías son de una dirección y rara vez se utilizan en ambos sentidos, algunos piensan que la oportunidad esperará a que estén mejor organizados, pero no son pocas las veces que la oportunidad te elige y hay que ser ágil para tomarla o dejarla escapar.

Equipo: inicialmente cualquier proyecto no requerirá de más personas que quienes impulsen el negocio, sin embargo a medida que crece o se desarrolla se necesita incorporar a nuevos miembros que aporten conocimiento y trabajo, una de las ideas que he incorporado últimamente es la teoría del autobús, un buen gestor/gerente/líder tiene que asegurarse que el pasaje es el que tiene que ser para llevar a buen término el proyecto y cumplir con la finalidad de la empresa. Hacer que se bajen del autobús aquellos que ya no aportan y conseguir retener, incorporar y hacer crecer a aquéllos que harán excelente la organización, entendida esa excelencia por satisfacer mejor las necesidades del mercado, no hablo de volúmenes.

Recursos: No son pocas las ocasiones en las que no identificamos los recursos clave de nuestra organización y acometemos inversiones o gastos que no son los adecuados, quizá parezca de Perogrullo pero si no vamos a recibir clientes quizá no sea lo mejor invertir en instalaciones, si vendemos conocimiento quizá una identidad corporativa suple el diferencial de ausencia de activos, tenemos que ser disciplinados en la elección de la cesta en la que ponemos los huevos y no perder de vista qué es lo que incide de manera más contundente en la cuenta de resultados.

A veces quizá lo obvio no es lo más evidente.

En Pymes y Autónomos | ¿Qué es una pyme? Imagen | laverrue

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad