Sigue a Pymesyautonomos

Arte

Cuando el arte es negocio o el arte convertido en negocio. Así, de estas dos formas se podría también titular este artículo, pero en realidad la fórmula que he escogido la encuentro ideal ya que entiendo que en realidad el arte no se convierte en negocio, siempre es un negocio potencial. Otra cosa es que ese determinado arte, sea negocio o no, pero intrínsicamente de forma genérica, lo es. Me explico.

Sin duda, a mi entender, no entiendo el arte en todas sus dimensiones y facetas, como nada más que un sector más, como un sector del cual además de pasiones y vocaciones (con en cualquier otro sector o actividad a la postre), salen números y rentabilidades. Y es que no debemos engañarnos, el arte por el arte está muy bien, la pasión por la pasión es muy idílica, pero todo ello sin rentabilidad no es sostenible.

Por todo ello, y entre otras consideraciones, si ya de forma general encuentro muy positivos estos movimientos de crowfunding y de financiación privada alternativa en general, especialmente los encuentro muy interesantes en sectores como el sector artístico.

Y los encuentro muy interesantes porque estas opciones de financiación permiten a muchas obras artísticas, a muchas pequeñas grandes ideas tener esa oportunidad de sacar a la luz la faceta de negocio que se esconde detrás de cualquier creación artística. Y es que no nos engañemos, en toda creación, tan importante es la vocación de quien la crea, como el bolsillo de quien paga la entrada para contemplar, poseer, participar o disfrutar de esa obra.

En Pymes y autónomos | Sector arte y cultura: binomio entre idealismo y rentabilidad
Imagen | fernand0

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios