Compartir
Publicidad

¿A quien se le tiene que dar crédito?

¿A quien se le tiene que dar crédito?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

Últimamente una de las críticas más feroces que se le están realizando a los bancos es que no dan crédito a las empresas y se dice que ello genera graves problemas. Problemas que incluso pueden abocar al cierre de empresas a priori rentables. Y si bien eso es cierto, yo quiero ir más allá.

Más allá pues primero quiero decir que es obvio que el crédito no fluye como antes tal y como ha mencionado en otras ocasiones, pero también tal y como ya he comentado en otras ocasiones no culpo al banco. Y no lo culpo pues para mi el banco es una empresa privada que puede invertir en lo que le venga en gana, y eso es a lo que me lleva el tema de hoy, ¿se debe de focalizar el crédito a las empresas innovadoras o viables?

Lanzo la pregunta anterior teniendo claro que cada uno con su dinero invierte, financia o da crédito a lo que le apetece, y lo que para un inversor es una buena rentabilidad para otro es la peor de las inversiones. Y que yo sepa un inversor no es una ONG que regala dinero, es una empresa que presta dinero con el objetivo de que se le devuelva y con beneficios. Y de él depende decidir que cree que le dará beneficios o no, y de su elección dependerá que su inversión tenga éxito o no.

Ahora bien, ¿podría replantearse en qué es mejor invertir?, ¿es injusto que empresas viables se encuentren sin crédito? Puede que sí, puede que podría replantearse y pensarse que hoy es mejor invertir en empresas con futuro o en ideas que no en bienes inmuebles por ejemplo, y eso es evidente pues los inversores están focalizando su atención en este tipo de inversiones, aunque aún queda un largo trecho por recorrer.

Pero reitero y respondiendo a la segunda pregunta del párrafo anterior: injusto no. Pues cada uno focaliza sus inversiones en lo que le interesa aunque luego pierdan (y algunos se quejen), si no que se lo digan a las familias que con una nómina de 800€ y re-hipotecando su casa se compraban una segunda vivienda (y ya de paso, un coche y un viaje por supuesto) pues “era una inversión segura”, una inversión segura sin ningún interés de especulación sin duda.

En Pymes y autónomos | El crédito no fluye Imagen | @alviseni

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos