Compartir
Publicidad
Publicidad

Reduce la factura eléctrica de tu empresa (II): elección del hardware

Reduce la factura eléctrica de tu empresa (II): elección del hardware
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Después de ver los conceptos básicos para ahorrar en el gasto eléctrico de nuestros equipos informáticos vamos a considerar que hardware nos puede ayudar en esta tarea, es decir, elegir entre unos componentes u otros en función de su eficiencia energética y en base a ello conseguir una reducción de nuestra factura eléctrica.

Durante el año 2008 aparecieron una nueva serie de procesadores de Intel que prometían un consumo muy bajo a cambio de una potencia contenida. La serie de procesadores Intel Atom en principio estaba pensada para los ultraportátiles de bajo coste, pero su éxito les ha llevado a llevar este procesador a todo tipo de dipositivos, desde un sobremesa común como a otros más compactos y centrados en el diseño. Al producir menos calor, se pueden eliminar ventiladores y ajustar más el tamaño de los sobremesa, pudiendo quedar integrados detrás de la pantalla o ocupar el tamaño de un disco duro externo.

Otros fabricantes de procesadores y componentes han ido a la par que Intel, como Vía con sus procesadores Vía Nano, con un consumo un poco menor que los Atom e incluso un pelín más de potencia. AMD también ha visto un nicho de mercado en este sector y está intentando explotarlo con su AMD Athlon X2. Es importante no perderse con los nombres y saber que cada fabricante tiene sus equipos especializados para dar un bajo consumo.

Eligiendo un PC con estos procesadores conseguiremos reducir el consumo a la mitad como término medio según nos muestran las comparativas de Energy Star, dado que los fabricantes no son muy dados a facilitar los datos de consumo eléctrico médio de un equipo. Además no existe un consenso entre ellos a la hora de adoptar una norma de medida y mientras Intel mide sus equipos para una exigencia normal de procesador AMD facilita datos obtenidos a máximo rendimiento.

El otro punto importante en el ahorro son los monitores. Si todavía tenemos en nuestra empresa monitores CRT, los comunmente conocidos como “de tubo” tenéis que saber que vienen a consumir el doble de energía de término medio que un monitor de pantalla plana LCD. Si a esto añadimos que los nuevos LCD de iluminación mediante LEDs tendrán una mayor eficiencia energética es hora de deshacernos de nuestros antiguos monitores.

¿Y que pasa con los periféricos? Pues en mi opinión su consumo no es tan importante y me explico. En nuestro hogar siempre prestaremos más atención al consumo del frigorífico que está conectado 24h. que a la lavadora, que se usa esporádicamente. Con los periféricos pasa lo mismo. Una impresora no estará siempre imprimiendo, lo hará en momentos puntuales. Eso si, tendremos que prestar atención a cuanto consumen en reposo, puesto que la mayor parte del tiempo ese será su estado.

En definitiva una buena elección de nuestros equipos nos garantizará reducir el consumo eléctrico cuanto menos a la mitad. En próximos artículos veremos como además podemos armonizar este ahorro con una configuración de los equipos que nos garantice esa eficiencia energética.

Foto | Objekte

Más Información | Energy Star

En Tecnología Pyme | Reduce la factura eléctrica de tu empresa (I): conceptos básicos

En Tecnología Pyme | MSI WindBOX, ordenador compacto colgado del monitor

En Tecnología Pyme | Sobremesa Dell Optiplex 160, ahorro en consumo y espacio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio