Compartir
Publicidad

Qué pasa con la tecnología en las pymes

Qué pasa con la tecnología en las pymes
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una buena pregunta, ¿qué pasa con la tecnología en las pymes? Que si Plan Avanza, ayudas, impulso a la sociedad de la información, créditos del ICO, iniciativas por todas partes para intentar que las empresas españolas incorporen la tecnología a sus procesos de negocio y, a la vista de los resultados, sin conseguirlo. No debería ser necesario tanto esfuerzo para lograr un objetivo que toda empresa debería desear conseguir por sí misma, y aún así no podemos con ello.

Seguimos a la cola de Europa en muchísimos aspectos relacionados con el aprovechamiento de las nuevas tecnologías en nuestros negocios, ¿por qué ocurre esto? Para mí son muchos los motivos, tantos que resulta un poco ingenuo intentar recogerlos en un post, pero voy a elegir dos que me parece que destacan y afectan al resto, el tiempo y el enfoque con el que abordamos las mejoras tecnológicas.

  • El tiempo: no sé si el problema es de tiempo o de tempo, de falta de sincronización. El ritmo al que avanza la tecnología es vertiginoso, y lo que hoy es una realidad, hace tan sólo diez años era impensable. Por esas fechas, yo redactaba contratos por triplicado con una máquina de escribir y papel de calco (¿alguien se acuerda del papel de calco?). Las personas, y por ende las empresas, tenemos muy complicado asimilar los cambios que se producen a tal velocidad. En un tejido empresarial como el español, en el que la mayoría de los negocios son diminutos y todavía están gestionados por la generación anterior a este boom es muy difícil aceptar como naturales determinados cambios. Por muchas ayudas y programas que nos ofrezcan, hasta que no se produzca un relevo en la dirección de este tipo de empresas no hay mucho que se pueda hacer por acelerar las cosas.
  • El enfoque: la forma en la que abordamos la incorporación de las TIC en nuestras empresas es erróneo en muchos casos. Todavía las vemos como un fin, cuando son un medio, la herramienta con la que ayudar a nuestro negocio a funcionar de forma más efectiva, ser más rentable y más competitivo. Esta situación está íntimamente relacionada con el punto anterior, cuando compramos un software o adquirimos equipos lo hacemos en muchas ocasiones partiendo de una premisa errónea, ponemos parches en lugar de adoptar soluciones que nos ayuden a cambiar.

No es que los españoles seamos más torpes, estamos a la cola por que partimos de la última posición, no tenemos en España el bagaje tecnológico de otros países y necesitamos tiempo para ponernos a su nivel, el problema es que en un mundo globalizado como el que tenemos cada vez nos queda menos. Todavía no hemos asimilado que la tecnología debe servir para cambiar la forma en la que gestionamos nuestras empresas, no sólo para hacer lo mismo un poco más fácil y rápido, ahí está la revolución.

El problema es que, para la mayoría, términos como gestión empresarial carecen de significado, y coincidiréis conmigo en que para tener una estrategia comercial en Internet ¡primero debemos tener una estrategia comercial!, o al menos saber lo que significa. Quizá me he levantado con el pie izquierdo y lo veo todo muy negro, pero creo que si tenemos que pelear con el resto del mundo lo tenemos bastante crudo, ¿lo veis igual? ¿son éstos nuestros problemas o todavía hay más?

Foto | asafesh

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio