Compartir
Publicidad

Precauciones básicas de seguridad en redes inalámbricas

Precauciones básicas de seguridad en redes inalámbricas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas empresas no tienen un servicio técnico que se encargue de sus equipos y su red como tal. En el mejor de los casos pueden contratar a alguien en caso de necesidad o algún problema concreto con un equipo. Si a esto unimos que se ha decidido utilizar una red inalámbrica para evitar más cables hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones respecto a la seguridad de la misma.

Si hemos contratado una línea ADSL, seguramente nuestro proveedor nos habrá suministrado un router Wifi si así se lo hemos especificado. Esto nos permitirá crear nuestra red inalámbrica sin la necesidad de extender más cableado por la oficina. Sino siempre podemos elegir entre los muchos modelos del mercado por un precio contenido.

Tres son los puntos a los que yo prestaría especial atención para aumentar un poco la seguridad inalámbrica de nuestra red, contraseña WPA, ocultar nuestro SSID y establecer un filtro de direciones MAC.

  • Tener una contraseña para acceder a la red es el primer punto y básico. Se trata de no tener la puerta abierta de nuestra casa y simplemente pedir al que quiera entrar que se identifique. Elegir un tipo de cifrado de seguridad WPA / WPA2 que son más fiables que el antiguo WEP, aunque no son infalibles.
  • Ocultar nuestro SSID o BSSID, que no se trata de otra cosa que el nombre de nuestra red que nos permite reconocerla cuando realizamos una búsqueda de redes inalámbricas disponibles. Todos los routers dan la posibilidad de no mostrar este nombre cuando se hace una búsqueda de redes. Si no te ven, no intentarán conectarse a tu red.
  • Filtrado de direcciones MAC. Cada adaptador o tarjeta de red, ya sea cableada o inalámbrica tiene un identificador único en el mundo, es la dirección MAC, Media Access Control address. Nuestro router también ofrece la opción de que nosotros le indiquemos cual de estas direcciones está autorizada a acceder a nuestra red.

Para realizar estas mejoras en la seguridad de nuestra red generalmente disponemos de varias opciones. Podemos utilizar el software del proveedor, pero tiene la pega de que requiere una instalación y es poco práctico. Otra opción más rápida y amigable es utilizar el navegador para acceder a la configuración vía web. Si introducimos la dirección Ip del router en la barra de direciones del navegador, por ejemplo, 192.168.1.1, nos pedirá usuario y contraseña y una vez dentro ya tenemos acceso a la configuración.

Respecto al usuario y contraseña si no los habeis modificado lo normal es que sean los que vienen por defecto en el router y podremos obtenerlos simplemente realizando una busqueda indicando nuestro operador y modelo de enrutador, además así también podemos obtener los manuales que nos facilitarán la tarea. Una vez dentro sólo hay que moverse por los diferentes menús para configurar las opciones de seguridad.

Si entras por primera vez lo verás como una página web muy simple, es cuestión de atreverse y perderle el miedo. Podemos navegar y explorar las distintas opciones y no modificar nada de lo que no estemos seguros. Y vosotros, ¿cómo teneis la seguridad de vuestra red inalámbrica? ¿os atreveis a auditar vuestra propia red?

En Tecnología Pyme | Belkin N1 Vision, un router Wifi diferente

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio