Compartir
Publicidad
Publicidad

Opciones informáticas para combatir la morosidad

Opciones informáticas para combatir la morosidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La morosidad crece debido a las necesidades que la crisis ha generado en algunos sectores. Para paliar las pérdidas por morosidad podemos apoyarnos en opciones informáticas para combatir la morosidad. Son opciones que, añadiéndolas a la vida cotidiana dentro de la empresa, podemos usar para luchar contra la falta de pagos.

No existe una herramienta que haga que nuestros clientes, acreedores o empresas nos paguen sin más. Pero sí podemos optar por soluciones e ingeniería social para dejar clara nuestra necesidad y derecho. Recordemos “un negocio no termina hasta no haber cobrado el trabajo”.

  • Reglas de correo. Una opción para dejar claras nuestras facturas ante proveedores, es crear una regla en el procesador de correo que usemos. De esta forma, y de manera automatizada, podremos enviar la factura al proveedor sin perder tiempo en buscar qué debemos mandar.

El seguimiento se automatiza y libera de trabajo a los encargados de cobros, pero muestra que estamos atentos al cobro. También lo podemos usar para comprobar el nivel de satisfacción de nuestros clientes y desde ahí trazar un plan estratégico de cobros.

  • Datos en la nube. Al tener nuestros datos (albarán, facturas, etc.) siempre tendremos acceso a ellos. Si el comercial de la empresa hace una visita podrá acceder a facturas atrasadas y recordar el estado del proceso. Es una forma fácil de tener siempre presentes los datos necesarios.

  • Firmas de correos. En la firma de correo podemos añadir una cuenta regresiva mostrando cuánto tiempo queda para la fecha de vencimiento del pago. Es una opción visual y que ayuda a delimitar una fecha fin.

  • Empresas externas de cobro. Una vez luchado y perdido el cobro de una factura podemos apoyarnos en empresas que se encargan de estos procesos. Dentro de este elenco de empresas podemos basarnos en Agenco (Asociación Nacional de Entidades de Gestión de Cobro) para saber qué hacer ante un impago.

  • Conocer a la empresa antes de facturar. Para ello podemos acceder al Registro Mercantil del domicilio social de la compañía o proveedor y ver si la empresa tiene las cuentas sanas. Y si queremos profundizar más en este tema podemos optar por empresas como Axesor o Registradores las que nos reportarán un informe sobre cómo funciona económicamente una empresa.

Éstas son sólo opciones que podemos barajar a la hora de tener una mejor salud económica en la Pyme. En Tecnología Pyme ya hemos comentado otras soluciones. Estas ideas no son las únicas pero suelen funcionar bien, aunque lo más seguro es que encontremos muros difíciles de dejar caer.

En Tecnología Pyme | Cobratis, gestión de impagos por internet
Imagen | Edans

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio