Compartir
Publicidad
Publicidad

Internet Explorer: el peor navegador de la historia y el más usado en la empresa

Internet Explorer: el peor navegador de la historia y el más usado en la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La verdad es que parece mentira que un navegador con más del 70% de la cuota de mercado actualmente pueda tener tantos fallos y tener tan poca atención por parte de Microsoft, pero la realidad es ésta y hacen de Internet Explorer el peor navegador de la historia. Intentaré explicar en que me baso para hacer esta afirmación con la que supongo que mucha gente no estará de acuerdo.

La primera cosa que no me gusta de este navegador es que está tan integrado con el sistema operativo que prácticamente es imposible desinstalarlo. Ya se que esto no es un fallo o una opción del navegador en sí, sino del sistema operativo, pero cuando algo está en una simbiosis tan perfecta con otro no es posible determinar un único culpable. La cuestión es ¿por qué lo utilizamos en nuestra empresa sabiendo que es la peor de las alternativas posibles?

Para tratar de explicarlo haré un símil con un automóvil. Cualquier marca de coches integra un equipo de sonido. Antes, era algo que tu podías cambiar fácilmente, pero hoy en día los equipos de sonido vienen tan integrados en los diseños del salpicadero del automóvil que se hace complicado cambiarlo. ¿Es la mejor de las opciones? Está claro que no, ya que no es la especialidad de la empresa y simplemente colaboran con otros para que lo fabriquen e integrarlo en sus modelos.

Internet Explorer es el navegador que tiene más problemas de seguridad de todos los candidatos a instalar en nuestra empresa. En un entorno laboral la seguridad es una opción primordial, que no se puede dejar descuidada, y en este caso, el navegador es la puerta de entrada de la mayor parte de los problemas de virus, programas espía y código malicioso. Simplemente porque ya viene con el sistema operativo con el que trabaja. Cualquier otro navegador podrá realizar las mismas tareas que Explorer pero trabajará con más efectividad y seguridad.

Cuestión especial es el cumplimiento de los estándares de navegación. Internet Explorer es el navegador que menos grado de compatibilidad tiene con el estándar. Ocurre porque se lo puede permitir al dominar el 70% del mercado, y de facto el estándar es este navegador. Pero que sentido tiene desarrollar una norma común para luego no cumplirla, ya que Microsoft ha sido parte del desarrollo de este estándar pero luego no lo aplica a su navegador. Por esto mismo, es el más atacado. Si no cumple con el estándar y además tiene una posición mayoritaria en el mercado lo normal es que la mayor parte de los virus estén diseñados para aprovechar las debilidades de este navegador.

Después de todas estas razones, ¿seguiréis utilizando este navegador en vuestras empresas? Instalar y configurar cualquier otro es más que recomendable en nuestras empresas. La mayoría de los navegadores son gratuitos, yo no conozco ninguno de pago, y descargarlos e instalarlos no os llevará más de 5 minutos. Opera, Safari, Firefox o Chrome son soluciones cada una de ellas con sus características mejores, más rápidas y seguras que Internet Explorer.

Ha llegado la hora del cambio. Es el momento de cambiar vuestro navegador por defecto a otra solución. No dejéis la seguridad de vuestra empresa en manos del peor software actualmente del mercado en cuanto a navegadores. Hay muchos más motivos para cambiar, pero creo que ya son suficientes. El desconocimiento de otras soluciones no nos tiene que llevar a quedarnos anclados con soluciones ineficientes para nuestra empresa. No estamos hablando de un cambio traumático, sino de un complemento para nuestro software que no nos provocará ninguna molestia y si tendrá muchas ventajas para nuestro trabajo. La pregunta es, ¿cuántos de vosotros habéis probado otras soluciones?

Foto | jeffwilcox

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio