Compartir
Publicidad

El fallo en GMail y el debate de la seguridad

El fallo en GMail y el debate de la seguridad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de días se produjo un fallo en el servicio de correo de Google, GMail, a resultas del cual buena parte de los usuarios nos vimos privados de poder utilizarlo durante algunas horas. Para un particular esto es grave, pero hemos hablado en el blog bastante, y en buenos términos, de las ventajas de este correo web en su versión para usuarios corporativos, que es de pago, y que sufrió los mismos problemas al formar parte del mismo servicio, lo que en un entorno profesional ya empieza a parecer algo más grave.

Esta caída de GMail, por su cada vez mayor popularidad en las empresas, puede inducirnos a plantear si es razonable y seguro depender de un proveedor externo para manejar herramientas clave en nuestro negocio, el correo electrónico en éste caso o incluso soluciones de gestión bajo el modelo de software como servicio. En mi opinión sería sacar las cosas un poco de quicio, no se ha hundido Internet, sólo ha sido un problema, de un servicio, gestionado por un proveedor, nada más.

Esta misma mañana hemos tenido problemas en mi empresa con el correo electrónico corporativo (un par de horas), lo cual no es habitual, pero desde luego sí más frecuente que tenerlos con GMail, con el que es la primera ocasión en la que he sufrido fallos de este tipo, no sé si ha ocurrido en más ocasiones, pero yo desde luego no las recuerdo.

Lo que vengo a decir con esto es que no existe ningún sistema que pueda garantizarnos que jamás vamos a tener un percance, que nunca se va a caer, y en la discusión sobre qué sistema es más seguro, si el que tengo en mi oficina o el de un proveedor de servicios (competente por su puesto), yo apostaría sin dudarlo por el segundo. Supongo que técnicamente nos podríamos acercar a ello, pero una pyme no puede asumir el coste de igualar las medidas de protección y seguridad de las que disfrutan los centros de datos de estos proveedores de servicios y aunque pudiera, no entiendo porqué querría hacerlo.

Cierto es que hay que darle un pequeño capón a Google, y hay que hacerlo porque en este caso, y con mayor razón si cabe en el de los usuarios de pago, no han sabido estar a la altura con el soporte prestado, ofreciendo poca información y dejando un tanto desangelados a aquellos que pagan por sus servicios. Este es el mayor pero que le encuentro a Google, al menos en nuestro país, el que no dispongan de un soporte técnico de mejor nivel para los usuarios profesionales.

Entiendo que la externalización de servicios informáticos está todavía despegando en lo que al mercado de las pequeñas empresas y profesionales se refiere, pero si tenemos la confianza de dejar en manos de una asesoría el cumplimiento de nuestras obligaciones fiscales o incluso nuestra contabilidad, no entiendo la reticencia en muchos casos a adoptar soluciones equivalentes para la gestión de las soluciones tecnológicas si éstas disponen de las mismas funcionalidades que las otras alternativas. ¿Porqué sistema os decantáis vosotros, solución en la oficina o servicio externo?

En Tecnolgía Pyme | ¿Hace falta un informático en la empresa?: ahorra dinero contratándole
En Tecnología Pyme | ¿Hace falta un informático en la empresa?: puede, pero no en la pyme

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio