Publicidad

Control de temperatura, aforo y accesos, así ayuda la tecnología a reabrir los negocios con seguridad

Control de temperatura, aforo y accesos, así ayuda la tecnología a reabrir los negocios con seguridad
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La propagación de la pandemia del COVID-19 nos ha obligado a alterar rápidamente de hábitos. En poco tiempo, hemos entendido que nosotros, nuestras ciudades, nuestros negocios tendremos que adaptarnos al cambio. Cuatro meses después del estallido de la emergencia sanitaria en Europa, también sabemos que no todo volverá a ser como antes y que  tendremos que aceptar lo que ahora se llama "nueva normalidad".

Después de la fase más aguda de la emergencia sanitaria, ahora corresponde a ciudadanos y empresas garantizar el cumplimiento de las normas de conducta que permitan un reactivación segura. De hecho, el precio a pagar por una nueva parálisis de la economía sería insostenible. Invertir en prevención, control y seguridad es hoy un deber y una prioridad para la salud y el bienestar de la sociedad.

Nuevas obligaciones en la nueva normalidad

Es urgente cumplir con lo que transmite la ley de prevención de riesgos laborales que incorpora el procedimiento de actuación frente a la exposición al SARS‐CoV‐2, por la cual es obligatorio contar con un plan de prevención anti-COVID. Es importante comprender que no se trata de medidas provisionales, sino de un cambio estructural que marcará el futuro de cualquier actividad económica y empresarial que quiera prosperar en la ‘nueva normalidad’, destinada a acompañarnos durante mucho tiempo.

Esta nueva fase está marcada por la digitalización definitiva de muchos procesos, tanto sociales como laborales. Es un fenómeno ya en marcha y que la pandemia ha acelerado exponencialmente. Como hemos visto durante el confinamiento, las comunicaciones han sido posibles gracias a la red y hemos asistido a una verdadera explosión del  smart working.

Fichaje App Intemo 1

En Estados Unidos, en 2018, solo había 4,3  millones de personas trabajando de forma remota (3,2% del total). Mientras, en marzo de 2020, una encuesta realizada por el MIT ha mostrado que más del 80% de la fuerza laboral del país estaba trabajando a distancia.

Se trata de un cambio radical, pero no es el único. La pandemia también ha acelerado los procesos de automatización: a finales de 2017, el McKinsey Global Institute estimó que el 60% de todos los trabajos podrían automatizarse en más  del 30% de las actividades clave, afectando a entre 400 y 800 millones de empleos en todo el mundo para 2030. Ahora, en cambio, el horizonte temporal podría ser mucho más estrecho.

La COVID-19 nos ha obligado a detenernos, pero también a acelerar para dar nuevas respuestas a nuevos desafíos. Para poder reanudar sus negocios, las empresas han tenido que adoptar medidas de higiene específicas,  reorganizar los espacios, remodelar los horarios de apertura al público  y los procesos internos para proteger la salud de empleados, clientes y  proveedores. Todo esto conlleva la necesidad de un fuerte cambio cultural para emprender la revolución digital. Y empresas como B+Safe pueden ayudarnos.

La ayuda de la tecnología para reanudar los negocios

La limitación del contacto físico es probablemente la característica más distintiva de esta nueva era. Debemos acostumbrarnos a mantener una distancia mínima de uno o dos metros entre las  personas y usar mascarillas para reducir el índice de transmisión de la  enfermedad, al menos en interiores. En lo que respecta al lugar de trabajo, es absolutamente necesario implementar medidas de prevención de contagios.

Temperatura Muneca

Además de garantizar el distanciamiento de empleados y clientes, es prioritario realizar el control de la temperatura corporal sin que esto se convierta en un procedimiento demasiado invasivo. Por  lo tanto, muchas empresas tendrán que fijarse en las soluciones ya adoptadas en el sector de la distribución alimentaria, donde el control  de accesos y movimientos de personas ya ha sido implementado durante el  confinamiento.

Para garantizar el cumplimiento de estas medidas de seguridad, se requiere una capacitación especial del personal y una disponibilidad de los usuarios. Pero, sobre todo, hace falta una tecnología capaz de proporcionar los resultados necesarios. Empresas como B+Safe (Grupo Almas Industries), multinacional líder en tecnologías de la salud y seguridad para empresas y especialista en la implantación de tecnologías aplicadas a la seguridad de accesos, bienes y personas, pretenden apoyar los negocios para generar confianza y ayudar a reactivar la economía.

Todo esto gracias a una cartera de herramientas y servicios innovadores que las empresas y administraciones de todos los tamaños y sectores pueden adoptar de forma ágil y rápida. Se trata, en particular, de dispositivos tecnológicos como las cámaras termográficas fijas y portátiles, desfibriladores para la cardioprotección, controles de acceso por reconocimiento facial y  medición de temperatura, sistemas de detección de fiebre sin contacto y soluciones de control de aforo para grandes o pequeñas superficies.

Control de temperatura y accesos

En general, las actividades que funcionan en contacto directo con el público, además de garantizar la seguridad, también deben encontrar formas para que la experiencia de compra sea agradable en este nuevo contexto.  Uno de los principales desafíos es el control del aforo en locales como bares y restaurantes, museos, salas de conciertos, edificios empresariales o centros comerciales. La solución integral B+Safe dispone de un sistema especial de conteo en las entradas y salidas, así como sistemas de acceso con lector para la gestión del aforo.

Control De Aforo B Safe 00 00 35 04 Imagen Fija010

Por otra parte, la medición de la temperatura corporal se puede hacer manualmente, sobre todo, para las pequeñas actividades. En cambio, donde haya un gran flujo de personas, para evitar que se generen largas colas, es aconsejable apostar por cámaras termográficas capaces de detectar de forma remota la temperatura de una persona, incluso dentro de un grupo de individuos. 

De esta manera, no se tiene que dedicar personal y se evitan aglomeraciones en la entrada. Ya hemos visto que, ante el miedo al contagio y las largas esperas, muchos usuarios han superado las últimas resistencias a las compras en línea y han abandonado parcialmente las tiendas físicas.

B+Safe dispone de una gama de cámaras termográficas y lectores de acceso con reconocimiento facial que realizan esta función métrica con precisión y velocidad, incluso con mascarilla. Gracias a su sistema sin contacto, esta tecnología cumple con todos los requisitos de higiene y ayuda a mantener los ambientes seguros. Se trata de un dispositivo muy útil para detectar casos de fiebre en espacios con gran afluencia, como hospitales, fábricas o grandes superficies.

Temperatura Muneca 7

Hacia un nuevo inicio

Las cámaras termográficas pueden detectar el calor producido por cualquier cuerpo a través de la energía infrarroja (calor) emitida por un objeto, que luego convierte en una señal electrónica que se procesa  para producir una imagen térmica en una pantalla. La cámara detecta el calor con extrema precisión, lo cuantifica y lo traduce en imágenes, y esto se aplica a todas las  temperaturas por encima del cero absoluto. Las ventajas de usar una cámara termográfica de última generación son múltiples:

  • Seguridad: en comparación con un escáner térmico manual, una cámara termográfica permite controlar accesos y temperaturas  desde una distancia segura.
  • Precisión: las autoridades instan a los ciudadanos a no salir de casa si su temperatura corporal es igual o superior a 37,5 °; las cámaras termográficas tienen una precisión de + -  0,1 °, esencial en esta situación.
  • Rapidez: las cámaras termográficas de nueva generación permiten detectar rostros instantáneamente y medir la temperatura de varias personas al mismo tiempo.
Mapa De Temperatura 500 1

La tecnología debe ofrecer soluciones implementables en cualquier contexto: no solo los hospitales, sino también todas las áreas de producción, negocios, instituciones culturales y recreativas deben poder garantizar  la seguridad de los trabajadores y los ciudadanos. En este momento más que nunca, la innovación puede ayudarnos a contener la emergencia y  comenzar de nuevo.

Trabajadores y usuarios valorarán cada vez más la preparación de las empresas en este ámbito, del que va a depender la continuidad de la actividad. En consecuencia, se debe empezar a considerar el gasto en seguridad y control como una inversión. Y una buena opción para evitar el desembolso inicial, sobre todo en esta fase de escasa liquidez, puede ser el renting. B+Safe ofrece esta posibilidad con todos sus equipos tecnológicos.

Las soluciones desarrolladas por B+Safe para la emergencia sanitaria aprovechan la gran experiencia adquirida en un campo tan fundamental para la innovación como el Internet de las Cosas (IoT). Estas herramientas pueden ser utilizadas de inmediato para reiniciar las actividades con total seguridad.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios