Compartir
Publicidad

Los puntos negros en las empresas

Los puntos negros en las empresas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No tengo claro si me gusta conducir o no. El hecho es que lo hago, y mucho. Generalmente siempre los mismos trayectos, con pequeñas variaciones. Y, sin ser, Nostradamus, el caso es que puedo predecir, con bastante fiabilidad donde, cuando y en que circunstancias se producen buena parte de los accidentes de tráfico en esas carreteras. Es sorprendente como no pasan dos meses sin que, en determinadas franjas horarias, con determinadas circunstancias meteorológicas, etc, me encuentre un siniestro calcado al anterior en el mismo sitio.

Son los denominados puntos negros. Esto si que da para un programa de Iker Jimenez. Pero lo irracional no son las causas de los accidente, lo irracional es que nadie haga nada por evitarlos, asumiendo ese fatalismo. Por ello, miro con simpatía la campaña a favor de la señalización de los puntos negros. Se que existen las señales de peligro, pero creo que una señalización ad hoc sería mucho más efectiva. Y, entre nosotros, en las pymes también: deberíamos señalizar los puntos negros de nuestro negocio.

Al igual que ocurre en las carreteras, en nuestros negocios, día a día, todo el mundo comete errores similares. Hay determinadas prácticas, determinados modos de gestionar, ciertos momentos del proceso productivo, donde se acumulan los riesgos operativos, los problemas, por donde se nos va el dinero y la salud. Y lo sorprendente es que, muchas veces, nadie hace nada por evitarlo, especialemnte cuando están vinculadas al factor humano.

Creo que cuando un profesional se incorpora a una empresa, entre el pack de bienvenida que se le debería dar estaría una breve recopilación de puntos negros empresariales: situaciones en las que debe poner especial atención (la confianza es peligrosa, como ocurre al volante), procesos en los que debe extremar las precauciones, etc. Y si es posible, todo ello ilustrado con las consecuencias que para la empresa tiene el no hacerlo. Dicho manual debería ser permanentemente actualizado y distribuido entre todos.

Evidentemente, no por ello hay que dejar de cambiar los peraltes en nuestras vías o modificar nuestros procesos. La recopilación de puntos negros empresariales tiene la ventaja de ser barata y de aplicación inmediata. Lo otro costará más tiempo y dinero.

Mas información|Circula seguro
Imagen|Pablo Herrero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio