Compartir
Publicidad

El Mobbing en la empresa (I): Concepto y clases

El Mobbing en la empresa (I): Concepto y clases
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El acoso laboral o mobbing, palabra proveniente del inglés "to mob" (atacar con violencia), hace referencia en el mundo laboral a un comportamiento agresivo, hostil y psíquicamente violento que ejercen uno o varios empleados sobre otro, no necesariamente inferior jerárquico, y que se prolonga en el tiempo.

Sin ser nuestra intención entrar en un estudio científico ni erudito del tema, queremos con esta mini-serie de anotaciones daros una visión lo más amplia posible de este fenómeno que desde los años ochenta se ha convertido en una lacra en la vida de muchas empresas, y daros algunas sugerencias para afrontar tales situaciones tanto si sois víctimas como empresas que han detectado este tipo de comportamientos en sus empleados.

Comenzaremos por explicar qué es el mobbing y relacionar sus clases.

Concepto En los años 80, el profesor Heinz Leymann, alemán afincado en Suecia, define el mobbing como un fenómeno en que una persona o grupo de personas ejerce una violencia psicológica extrema, de forma sistemática y recurrente y durante un tiempo prolongado sobre otra persona en el lugar de trabajo, con la finalidad de destruir las redes de comunicación de la víctima o víctimas, destruir su reputación, perturbar el ejercicio de sus labores y lograr finalmente que esa persona o personas acaben abandonando el lugar de trabajo.

Según el profesor Iñaki Piñuel, el acoso laboral “tiene como objetivo intimidar, apocar, reducir, aplanar, amedrentar y consumir emocional e intelectualmente a la víctima, con vistas a eliminarla de la organización o a satisfacer la necesidad insaciable de agredir, controlar y destruir que suele presentar el hostigador, que aprovecha la situación que le brinda la situación organizativa particular (reorganización, reducción de costes, burocratización, cambios vertiginosos, etc.) para canalizar una serie de impulsos y tendencias psicopáticas”.

Clases

Descendente. Se trata de la situación con más repercusión mediática. En este caso, la violencia viene de arriba: el o los superiores jerárquicos acosan al subordinado. La agresión tiene efectos mucho más devastadores, máxime cuando a la agresión se le añade la nota de jerarquía. Las situaciones más extendidas suelen girar en torno a desavenencias personales, o a la contemplación de la víctima como una amenaza a su puesto de trabajo.

Horizontal. En esta situación el trabajador es agredido por compañeros de su mismo escalafón en la organización de la empresa. Los motivos también aquí pueden ser muy variados: desde la burla por simple aburrimiento, animadversión, o un carácter distinto al resto del grupo.

Ascentente. Este caso, posiblemente el menos conocido, pero no por ello menos grave, son uno o varios subordinados quienes acosan a su superior. Las motivaciones más habituales son la no aceptación y puesta en entredicho de sus métodos de trabajo, o la ambición por llegar a ocupar el puesto de la víctima.

En Pymes y Autónomos | II, III.

Más Información | The Mobbing Encyclopaedia Más Información | Comisiones Obreras. Monográfico sobre el Mobbing. Imagen | Liquidkid1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio