Director de primeras impresiones y Subdirector del Bingo: el truco de las empresas americanas de adjudicar cargos inventados a sus trabajadores para no pagarles horas extras

Director de primeras impresiones y Subdirector del Bingo: el truco de las empresas americanas de adjudicar cargos inventados a sus trabajadores para no pagarles horas extras
1 comentario
HOY SE HABLA DE

Cierra los ojos, imagina un mundo donde todos fuéramos jefes. El planeta es un plató donde se graba la serie The Office, y sus habitantes somos replicantes con el aspecto de Michael Scott. ¡Ahora, ábrelos! Te acaban de nombrar Director de primeras impresiones en la vida real. Sé que te fuiste a dormir siendo conserje pero el mundo laboral puede ser maravilloso.

Sobre todo, si vives en Estados Unidos. Subdirector del Bingo, Gerente de champú para alfombras y así hasta el infinito. Lo menos divertido de ostentar un cargo tan rimbombante, es lo que implica, trabajar sin cobrar las horas extras. Y tu jefe lo sabe.

El comodín de los cargos inventados para trabajar más allá del deber y hacer horas extras

Esta artimaña la explican muy bien desde Bloomberg. ¿Cómo es posible que te nombren directivo y tengas que hacer horas extras gratis? La respuesta se llama Ley de Normas Laborales Justas (FLSA) y no es una broma. Esta normativa, exime a las empresas de pagar salarios por horas extras si el empleado es gerente y recibe un salario por encima de cierto umbral.

Es decir, en este momento hay empresarios dándole vueltas al nombre más absurdo que puedas imaginar, para rebautizar a: limpiadores, recepcionistas, peluqueros porque dicha ley le da vía libre para pagarles menos y que trabajen más 'a cambio' de un cargo que roza lo esperpéntico.

Así nos encontramos supuestos cargos de "gerencia" como Director del Mostrador (recepcionista), Director de Primeras Impresiones (conserje), Reservador Jefe (encargado de las reservas), Líder de la Experiencia de Invitados (azafato), Director del Lavado de Alfombras (limpiador), Director de Cuidado Personal (peluquero) y Director del Carrito del Café (encargado de las bebidas)

Gracias al estudio de la NBER empresas pequeñas y multinacionales han demostrado que tienen algo en común: eludir el pago de las horas extras, gracias a puestos de trabajo de alta responsabilidad que sólo conlleva hacer lo mismo que antes, pero que una ley traduce como mano de obra barata.

Top 25 de las empresas con malas prácticas y alérgicas a pagar las horas extras

Si hablamos de sectores donde se den estas malas prácticas, destacan en un penoso primer puesto, las cadenas de restaurantes de comida rápida, pero ya se sabe que ganar dinero es un deporte atractivo que no entiende de tamaño, ubicación ni distribución si hablamos de empresas que no respetan los derechos de sus trabajadores.

Compañías como Walmart Inc. y JPMorgan Chase & Co. han optado por pagar millones de dólares en multas por violar las reglas federales y no pagar las horas extras a sus trabajadores. Las sanciones parece que no son suficientes para que las grandes empresas tiemblen.

Pizza HUt, Domino, Burger King, Subway o KFC, forman parte de este ranking. Tampoco se escapan compañías relacionadas con seguros de vida y accidentes, cadenas de gimnasios que operan en Estados Unidos y Canadá, consultorías que cotizan en bolsa y empresas de limpieza.

En resumen, empresas cuyo nexo común es ganar dinero rápido a costa de falsos directivos cuyas responsabilidades son vigilar quién entra por la puerta (Director de primeras impresiones, el conserje de toda la vida) pagarles lo que les corresponde y eso sí, que hagan muchas horas extras gratis para que sus negocios prosperen hasta el infinito y más allá.

Paradojas, los directivos en España son los que realizan más horas extras gratis

En nuestro país, se establece que aquellas relaciones laborales de carácter especial, así como el personal de alta dirección –relación mercantil–, quedan eximidas de registrar su horario. Así lo recoge Cinco Días. Es decir, a un directivo se le pide una disposición plena y queda fuera de la normativa.

El objetivo las empresas en Estados Unidos es evitar pagar a los trabajadores las horas extras, y ahorrarse unos 4.000 millones de dólares al año, inventando nuevos puestos de trabajo

En España, el Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 35, deja claro que son 80 horas al año las que un trabajador puede hacer. Pero la realidad, nos dice que se trabajan  13 millones de horas y las empresas no las pagan. Es la mayor cifra desde el segundo trimestre del 2020, cuando el primer estado de alarma convirtió en teletrabajadores a personas que no controlaban esta modalidad de trabajo.

El fraude de los alargamientos de jornada no remunerados es una constante en el mercado laboral. El récord de horas extraordinarias no pagadas está registrado en el segundo trimestre del 2008, cuando se alcanzaron los 15,7 millones de horas al mes.

Puede que al otro lado del charco, utilicen tretas para disfrazar ofertas de empleo que incitan a una media sonrisa y que conllevan un buen sueldo, pero en letra diminuta les vendas tu tiempo a cambio de horas extras, gratis. Pero en nuestro país, hacemos esas horas sin que nos levantemos por la mañana con la "satisfacción" de ser Subdirector del Bingo.


Temas
Inicio