De como Twitter pudo haber sido española

Sigue a

pau garcia mila

Siempre he pensado que cualquier idea, por absurda que pueda parecer a priori, puede canalizarse a la sociedad a través de una empresa, y en ocasiones puede incluso convertirse en algo utilizado por millones de personas a lo largo del mundo. Este ha sido el caso de Twitter, un servicio que ahora a todos nos parece una gran idea, pero que estoy convencido que ningún inversor se arriesgaría hace tan solo cinco años.

Y esto precisamente fue lo que le ocurrió a Pau García Milà, uno de los emprendedores más jóvenes de nuestro país, pero a su vez posiblemente uno de los más conocidos y con mayor relevancia dentro del mundo empresarial. Cuando Pau cuenta cómo alcanzó el éxito, nos narra manera divertida y amena que en realidad él ha fracasado en el mundo de los negocios.

Pau es fundador de una de las empresas más grandes de computación en la nube, eyeOS. Una empresa que parte de una idea simple: poder compartir los archivos con su amigo Marc de una forma rápida y cómoda, en principio únicamente utilizado por ellos. Una idea que respondía a una necesidad simple, pero a la vez muy útil, hizo que naciese una de las tecnologías más importantes de la actualidad: la computación en la nube.

Incluso su idea fue publicada en una de las revistas online más importantes de software a nivel mundial: OSnews. Debido a la gran cantidad de comentarios en contra de la idea, la página web se vió obligada a retirar la noticia, única hasta la fecha que fue retirada en su día. Pero Pau no desesperó. Es más, le dio mayor motivación para seguir adelante con su proyecto, y el resultado es sorprendente. eyeOS da trabajo a cerca de 50 personas y su facturación es de un millón de euros.

Pero estos dos chicos en realidad “fracasaron” en el mundo de los negocios, o al menos tal y como ellos lo cuentan. En sus ratos libres ambos se dedicaban a desarrollar otras aplicaciones informáticas a las que podrían encontrar utilidad. Una de ellas era una página web que permitía al usuario escribir mensajes a otras personas, pero por un problema técnico no podían alargarlo a más de 140 caracteres, la longitud de un SMS. Pero esa no era la prioridad, y mucho menos parecía una idea tan atractiva como el propio sistema operativo eyeOS. El proyecto se abandonó, y poco después apareció Twitter, evidentemente una empresa más grande y con mayor valoración y presencia que eyeOS.

A pesar de que Pau solo tiene 24 años, su presencia mediática cada vez es más grande y ya son muchos los emprendedores los que le toman como referencia. Levantarte después de caerse es mucho más importante que haber tenido éxito, y desde luego Pau es todo un ejemplo en este sentido.

En Pymes y Autónomos | Las pymes se instalan en la nube y su impacto ya es más que positivo en la economía
Imagen | Campus Party Valencia

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario