Compartir
Publicidad

Sí me gusta trabajar desde casa

Sí me gusta trabajar desde casa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ayer mi compañero Manolo Carvajal en un estupendo post nos comentaba los problemas que encontraba a la hora de trabajar desde casa. Estoy de acuerdo fundamentalmente con todo lo que dice, pero también tengo claro que al alternativa presencial puede ser muchas veces peor que trabajar desde casa. Por eso puedo comentar que tras probarlo durante un tiempo puedo afirmar que si me gusta trabajar desde casa.

Vivo en una ciudad pequeña, donde de casa al trabajo he tenido la suerte de no tardar más de quince minutos. Puede parecer un detalle sin importancia pero da mucha tranquilidad de saber que si hay algún problema físico, el cable que está mal conectado, que comentaba mi compañero estás a quince minutos de resolverlo.

Desde casa, pero también acudiendo a la empresa


No se trata tanto de no acudir al puesto de trabajo como de poder flexibilizar la hora de entrada para evitar atascos, poder conciliar vida laboral y familiar, etc. Si antes de comenzar tenemos que realizar un check-list de distintos sistémas básicos para la empresa y lo podemos realizar desde casa podemos evitar tener que entrar con la hora punta al trabajo, reduciendo de manera considerable los tiempos de desplazamiento. Ventajas tanto para la empresa como para el trabajador.

Lo mismo ocurre con las guardias. Recuerdo que en alguna empresa las guardias obligaban a estar en casa y cancelar planes. Vivo en una isla, y la distancia más grande de punto a punto puede ser de una hora y media, por lo que tampoco tengo que quedarme en casa durante las guardias si me puedo conectar a Internet para solventar cualquier problema en el caso de que me avisen.

Hasta hace poco era casi obligatorio quedarse en casa, pero con la banda ancha móvil hoy en día lo único que debía hacer en verano es ir a una playa que tuviera cobertura, pero no perdía un fin de semana en casa por tener una guardia. En todo caso se asume que si no se puede solucionar el problema de forma remota no hay más remedio que recoger y volver a la oficina para solucionarlo.

Pero es que también es un ahorro de personal para las empresas. Recuerdo una empresa en la que teníamos que entrar a altas hora de la madrugada para cambiar las cintas de backup, cuando la monitorización remota la llevaban desde las oficinas centrales y la empresa podría haber ahorrado dos horas de personal diarias si hubiera utilizado un robot de cintas.

Organizarme el trabajo en casa me hace ser más productivo en la oficina


Trabajo de sofá

Pero no sólo ganan empresa y trabajador en este aspecto. En mi caso he pasado por un proceso de aprendizaje para poder ser productivo en casa. Y todo esto me ha hecho ser mucho más eficiente en las horas que dedico a mi trabajo en la empresa. Es cierto que al principio es complicado organizarse y sufría “el síndrome del pijama” que me llevaba a conectarme según me levantaba y hacía que pasara demasiadas horas delante del ordenador sin unos resultados fructíferos al final del día.

Aprender a organizar un espacio de trabajo propio en casa. Unos horarios y rutinas que me ayudaran a evitar caer en la procrastinación en las tareas, distraerme con tareas secundarias y finalizar el día habiendo pasado un montón de horas delante del equipo sin resultados. Al final, esa rutina de trabajo, de capacidad para mejorar mi concentración acabo por incorporarla a mis forma de trabajar también en la oficina mejorando allí también mi productividad.

Es cierto que no es una cuestión sencilla organizarse para trabajar en casa. Interrupciones, el sentimiento de los demás de que como estás en casa estás siempre disponible no son fáciles de solventar. He conocido algún caso extremo de autónomos que trabajaban todo el día en casa y obligaban a su familia a comunicarse con ellos a través del teléfono móvil. Es una medida radical pero obliga a tomar conciencia de que estaban en el trabajo como otra persona cualquiera.

Trabajar sólo desde casa es complicado. Falta el entorno profesional que nos hace crecer y nos enriquece como profesionales. No es para todo el mundo y se necesita un alto grado de autodisciplina para ser productivo. Por eso yo veo más la opción del teletrabajo como un complemento, una opción para flexibilizar horarios y conciliar vida laboral y familiar. Sale ganando la empresa porque el trabajador tiene menos absentismo y sale ganando el trabajador que se responsabiliza de su trabajo a pesar de realizarlo desde su casa.

En Tecnología Pyme | No me gusta trabajar desde casa
Imagen | Imagen | Flickr kevinspencer

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos