Sigue a

teletrabajo

Diego, en este blog, nos ha comentado recientemente que el teletrabajo no acaba de despegar en España. Nuestros compañeros de TecnologíaPyme señalan lo mismo. Uno que es pesado, va a volver sobre el tema, tratando de explicar porque no arranca, de responder a una pregunta básica, ¿quién teme al teletrabajo?

La verdad es que me resulta sumamente curioso. Hace (demasiado) tiempo tuve que preparar un trabajo sobre la materia en la Universidad. Hablamos de la era preinternet masivo, cuando no había ni modems de 64 en los hogares ni en las pymes. Y lo que me llama la atención es que buena parte de los problemas siguen siendo los mismos, ya que no tienen que ver con lo tecnología, que es lo que ha avanzado.

Al trabajador le preocupa no ser capaz de organizarse, de separar su trabajo del contexto personal y familiar, de ambas realidades se estorben y no acabe haciendo nada bien. Eso es algo que se repite sistemáticamente en cada post del tema. Pero es además el trabajador tiene miedo de quedarse descolgado de la empresa, de perder el ambientillo, lo que se cuece, de que le a vean y de dejarse ver, lo cual, entre nosotros, es clave para la promoción en nuestras organizaciones.

La empresa tiene miedo de que el trabajador no la clave, de que se resienta la productividad, etc. Ese peligro es cierto, a pesar de que existan herramientas informáticas para monitorizarlo, de que se trabaje por objetivos y no por actividad, etc. Pero, entre nosotros, creo que también hay mucho supervisor con un sentimiento patrimonialista sobre la vida y tiempo de los empleados, hay mucho jefe que necesita tener a su gente con el para reafirmar su ego y su poder. Y tienen que estar allí, a su disposición.

Curiosamente, hay alguien de quien no se habla nunca en estos casos, el sindicato. O buen, tal vez si. Ellos mismos denuncian que el teletrabajo puede extender la jornada laboral, puede llevar a abusos, etc. Lo cierto es que es posible que eso les preocupe, pero entre nosotros, si se generaliza el teletrabajo la fuerza sindical se resiente. Todos sabemos que el poder de los sindicatos es mayor en las grandes empresas con centros de trabajos muy poblados. Cuanto más se dispersa la plantilla más se resiente su capacidad de presión. El teletrabajo es una amenaza en este sentido.

¿Observais los mismos problemas, quizás otros?, ¿qué hacemos para solucionarlos?

Más información | Cart@ de personal
En Pymes y Autónomos | Recomendaciones para que el teletrabajo no nos hunda, Ahora los teletrabajadores quieren volver a la oficina
Imagen | sporras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios