Compartir
Publicidad

La UE obligará a desactivar la geolocalización en los dispositivos móviles por defecto

La UE obligará a desactivar la geolocalización en los dispositivos móviles por defecto
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En una reciente directiva la UE obligará a desactivar la geolocalización en los dispositivos móviles por defecto, de manera que los usuarios sean los que lo activen y desactiven sin que pueda realizarse sin su consentimiento previo. La geolocalización, ya sea por GPS, por estaciones base GSM o por WiFi puede llegar a revelar datos íntimos sobre la vida privada de su propietario así como la creación de patrones de hábito.

En lo que respecta a las empresas que utilicen estos servicios, cómo puede ser cualquiera que utilice servicios de check-in para que sus clientes puedan acceder a ofertas locales, como puede ser el caso de tiendas con Facebook Ofertas, por ejemplo, deberán obtener el consentimiento previo e informado del usuario para el uso de la geolocalización.

Se recomienda limitar el alcance del consentimiento en términos de tiempo y recordárselo a los usuarios por lo menos una vez al año. Esto es fundamental, puesto que al final olvidamos que tenemos la geolocalización activada y luego vemos como aparecen todos nuestros movimientos del último mes en un mapa de Google con total precisión.

En lo que respecta a su uso laboral, como puede ser el caso de dispositivos de seguimiento o de control de flotas, por ejemplo, los empresarios sólo podrán adoptar esta tecnología cuando pueda demostrarse que es necesaria para un fin legítimo. En los casos en los que pueda justificarse debidamente, el empresario debe buscar siempre los medios menos intrusivos, evitar la monitorización constante e informar a los trabajadores sobre como desactivar el dispositivo de monitorización fuera de las horas de trabajo.

Por último, los proveedores de servicios de geolocalización y las aplicaciones deben respetar y cumplir los derechos de los usuarios a acceder, rectificar o borrar, los datos de ubicación que se han recogido, a los posibles perfiles sobre la base de éstos datos de localización, así como información sobre destinatarios a quienes se comuniquen los datos.

Todas estas medidas surgen tras el caso del archivo con datos de geolocalización del iPhone, que luego reveló cómo también otros terminales como Android recopilaban también este tipo de datos. Es bueno poner orden y reglas claras tanto para usuarios como empresas para no llevarnos sorpresas. Al final este tipo de servicios cada día serán más utilizados y debemos tener unas reglas de juego claras.

Vía | Genbeta Más Información | AEPD (PDF) En Tecnología Pyme | LOCATEL, localización GPS para los vehículos de tu empresa Imagen | Kai Hendry

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos