Compartir
Publicidad

La rentabilidad de virtualizar los puestos de trabajo en la pyme

La rentabilidad de virtualizar los puestos de trabajo en la pyme
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno que ya tiene unos años llegó a conocer en algunas empresas y en muchas administraciones públicas el uso de terminales. El terminal era una pantalla con un teclado en los que los usuarios entraban con sus credenciales y accedían a un programa en el que ejecutaban su trabajo. Este sistema fue sustituido por los ordenadores personales en aras de una mayor flexibilidad. Ahora volvemos tener una involución y vemos como muchas empresas vuelven a utilizar terminales aprovechando la rentabilidad de virtualizar puestos de trabajo en la pyme.

En este aspecto la seguridad juega un papel primordial. Un puesto de trabajo virtualizado es más fácil de administrar, más seguro y sobre todo mucho más rápido de restaurar. Todo esto genera para las organizaciones unos ahorros de costes que facilitan la adopción de estos sistemas. Además en muchos casos se reaprovecha el hardware existente en las empresas, haciendo que no sean necesarias grandes inversiones en hardware.

Pero la virtualización del puesto de trabajo no significa volver al terminal tradicional. Se trata de una evolución, puesto que el nuevo puesto de trabajo virtual tendrá toda la apariencia de un equipo convencional. Podemos acceder a distintas aplicaciones definidas por el administrador. Para el usuario habitual no existirá mucha diferencia, de hecho saldrá ganando ya que la resolución de incidencias será más rápida.

El hardware específico para estos puestos, los Thin clients, tienen la ventaja de un bajo consumo eléctrico, no disponen de disco duro y sólo con estos ahorros de consumo por puesto casi amortizan a lo largo de su vida útil la inversión realizada. Además, los antivirus no necesitamos instalarlos por puestos, de manera que conseguimos por este lado también un ahorro importante. Creación de nuevos puestos y escalabilidad de los sistemas son dos cuestiones que también se ven muy beneficiadas por estos conceptos.

Este sistema que puede ser muy rentable para las pymes de tamaño mediano quizás para las pequeñas y micropymes no resulta tan rentable. Aunque esto es cierto, puesto que el gasto para realizar el despliegue se amortiza mejor cuantos más puestos tiene una empresa dependerá mucho de las características de cada una de ellas. Más allá de cincuenta puestos de trabajo se puede considerar su implantación sin mayores problemas. Un concepto que puede ser interesante para las empresas más pequeñas es contratar el escritorio como servicio.

Se trata de una evolución de este concepto trasladado a la nube es el de Desktop as a Service, (DaaS), que evoluciona el concepto de escritorio virtual ofreciéndolo como un servicio que puede ser contratado por la empresas. De esta manera trabajar en la oficina no dependerá de estar físicamente en la misma, sino que trabajamos igual siempre que dispongamos de una conexión a Internet. Contratamos nuestro escritorio virtual con las aplicaciones que necesitamos, el espacio que necesitamos y tantos puestos como necesitemos.

De esta manera el despliegue de la empresa se ajusta perfectamente a sus necesidades. La única cuestión que tiene en contra es que para sacarle partido a este sistema tendremos que estar siempre conectados a Internet y a la vez tener muy claras las políticas de seguridad de la empresa que nos presta el servicio. Teniendo en cuenta que tenemos todo nuestro negocio en sus manos, pueden surgir las desconfianzas. Adoptar este modelo, la virtualización en nuestra organización o seguir con el modelo de equipos tradicionales son los modelos que debemos considerar para nuestras organizaciones.

En Tecnología Pyme | TCOS, sistema operativo para Thin Clients Imagen | ihne21

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos