Compartir
Publicidad

Eufemismos tecnológicos, no lo llames robusto, llámalo ladrillo

Eufemismos tecnológicos, no lo llames robusto, llámalo ladrillo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Muchas veces estamos acostumbrados a jugar con el lenguaje para tratar de adornar la realidad. También como una manera de intentar destacar el lado positivo de las cosas. Ocurre en todos los ámbitos de la vida. Aún recuerdo cuando buscaba mi primer apartamento, donde la palabra "Coqueto" era sinónimo de pequeño o muy pequeño. Pero es que también los eufemismos tecnológicos se las traen, o si no, no lo llames robusto, llámalo ladrillo directamente.

Cuando me dices que me vas a traer un nuevo teléfono móvil robusto, ya asumo que no va a ser el más ligero del mercado, ni el más pequeño, pero tampoco me vendas el zapatófono como un teléfono resistente, porque no lo es. No resiste caídas, arañazos de la pantalla o al agua más que otros teléfonos, simplemente es más grande y más pesado.

Commodore

Lo del diseño retro ya tiene delito. No se trata de un equipo con el aspecto de los primeros equipos, no es un todo en uno que imita el diseño de los primero iMac, o un ordenador integrado en el teclado que coge el aspecto del Commodore, no, simplemente es un equipo de hace 2 o 3 años que sigue en el mercado y es más económico que los actuales.

Hay ciertas características que pueden cumplir los equipos informáticos de sobremesa, los portátiles o los teléfonos en las empresas. Equipos de gama media, que no destacan especialmente por nada en especial, más allá de un buen precio y un rendimiento medianamente adecuado. Esta teoría la acepto y también la puedo compartir, lo demás es estar fuera de la realidad o tratar de adornarla de forma innecesaria.

En Tecnología Pyme | Reutilizar componentes antiguos en los equipos nuevos Imagen | billjacobus1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos