Compartir
Publicidad

¿El problema es de la aplicación o del usuario?

¿El problema es de la aplicación o del usuario?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En numerosas ocasiones he oído: ¿el problema es de la aplicación o del usuario?. En ese momento el dilema corre como la pólvora por donde quiera que trabajes dando lugar a malentendidos u horas de explicación sobre cómo llegar a usar una herramienta.

La implantación de un nuevo ERP o la evolución de una suite de programas son las batallas más dura a tener en la vida de un profesional IT. Esa batalla acaba por tildar de malo o de poco útil aplicaciones que en la mayoría de sus usos son excelentes.

A veces, después de varios días o semanas implementando un ERP en una pyme, vamos al responsable de la misma y le decimos: “el ERP está listo para ser usado”. En ese momento le mostramos todo lo que puede hacer, lo que han conseguido y las ventajas de sus novedades. Entonces vas al resto de trabajadores y les comentas lo mismo.

El gesto por excelencia es el levantamiento de la ceja y la frase: “a mi esto no me lo deberías haber cambiado”. Es en ese momento cuando lo que debe ser fácil y se ha hecho para mejorar el trabajo (ahorrando recursos económicos y tiempo) se vuelve una fastidiosa tarea donde lo viejo es mejor que lo nuevo. Dicho con otras palabras: “mejor no evolucionar”.

¿Cómo se lucha contra eso?

Cambiar la mentalidad de una persona es complicado, al igual que cambiar su carácter. Pero mostrar qué se puede conseguir es nuestra labor. Debemos mostrar las ventajas, hacerle ver como con un número inferior de clics conseguimos más, y sobre todo enseñar a querer evolucionar no sólo en una simple aplicación sino en su trabajo. Evolucionar como profesional.

Todos conocemos las dos vías: una por la fuerza y otra por generar pasión. Si obligamos a que alguien trabaje con algo que no quiere su trabajo será cada vez peor y acabará por buscar otras opciones, pero si enseñamos que gracias a una aplicación, a sus mejoras y a sus actualizaciones una persona que estaba obsoleta en el mercado laboral empieza a ser un líder ante colegas y porque no, en empresas que requieren lo último.

Conclusión

No pude ser el fallo de una aplicación que usan millones de personas. Las aplicaciones son creadas por programadores, asesores y usuarios que la usan cada día. Podrá tener una parte a mejorar o un módulo que añadir, pero jamás la culpa es de una aplicación que tiene un largo recorrido o está implantada en multinacionales.

En Tecnología Pyme | Utilizar el fondo de escritorio para motivar a los trabajadores
Imagen | kalleboo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad