Compartir
Publicidad

El phablet en la empresa, cuando el tamaño importa

El phablet en la empresa, cuando el tamaño importa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada de los smartphones a las empresas y la expansión de los tablets hay un dispositivo a veces cuesta distinguir entre unos y otros, puesto que las pantallas de los teléfonos son cada día más grandes y los tablets han reducido y hecho popular el tamaño de las 7". Por eso hoy vamos a comentar brevemente el concepto del phablet en la empresa, cuando el tamaño importa.

Este término podríamos decir que lo inaugura el Samsung Galaxy Note, un teléfono que tiene un tamaño de pantalla de 5,3" pero donde podemos incluir a los modelos que tienen la pantalla en torno a las 5" o más. Se trata por lo tanto de teléfonos que destacan por el tamaño superlativo de su pantalla, tanto en lo que se refiere al largo, pero también al ancho.

La popularidad de este tipo de teléfonos se ha disparado. Sobre todo para profesionales que hacen un uso intensivo del smartphone. El Samsung Galaxy II lleva vendidas más de 5 millones de unidades y las previsiones de otras compañías para esta gama de teléfonos en los próximos años.

Mucho más que un teléfono

Seguro que si habéis visto alguno os ha llamado la atención. Sobre todo cuando se está utilizando como teléfono. Porque los Phablet son casi todo menos teléfonos. Por su tamaño de pantalla nos permite hacer todo lo que estamos acostumbrados a realizar con un teléfono, con más espacio de visualización, lo que para determinadas aplicaciones como correo electrónico, calendario, etc., es un sinónimo de mejor productividad.

Pero también evitará que necesitemos una tablet, la segunda parte de la ecuación, puesto que su pantalla de gran tamaño ya no resultará atractiva, sobre todo si pasamos a modelos de 7". En lo que respecta a los modelos de 10" nos dan un poco más de funcionalidad, pero ya el salto de productividad seguramente lo conseguiremos incorporando teclado al propio tablet, un concepto más cercano al portátil que al propio tablet.

Pero menos que un portátil, aunque lo sacarás mucho menos de su funda

Tamaños de pantalla
Tamaños de pantalla

Pero también afectará a la utilidad de un ordenador portátil. Si ya lo hemos visto reducido en su uso, de su necesidad para los usuarios en movilidad, que ahora lo utilizan únicamente para las labores que requieren de una alta necesidad en la introducción de datos, más que para visualización, control y supervisión, donde los phablets cumplen a la perfección.

Además, los nuevos terminales con salidas de vídeo no sería extraño, de hecho ya se han podido ver algún vídeo que otro con un phablet conectado a una pantalla y un teclado para trabajar en un momento concreto. Creo que este concepto no sería descabellado y al ritmo que van, en lo que respecta a potencia y calidad, que se hiciera más habitual sobre todo para tareas muy concretas.

Todos los que están saliendo con estos tamaños de pantalla están en la gama alta de los smartphones, por lo tanto serían equipos en torno a los 500 euros, dependiendo del modelo. Pero con la popularidad que están alcanzando lo más probable es que se vayan acercando también a una gama media-alta.

Conclusiones

En las empresas creo que tienen su hueco en el usuario que demanda un tablet para hacer muchas de sus tareas, pero a la vez utiliza también un smartphone. Quizás más por el lado de los autónomos, que están muchas horas utilizando este dispositivo, para los que el tamaño de la pantalla si va a suponer una mejora sobre la relación que ya tienen con sus teléfonos móviles.

En Tecnología Pyme | El smartphone y el autónomo, cómo amortizar tu nuevo teléfono Imagen | MokshaDolphin | gillyberlin

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos