Compartir
Publicidad

¿Cómo puede el autónomo proteger su información frente a un ciberataque?

¿Cómo puede el autónomo proteger su información frente a un ciberataque?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando se habla de seguridad en Internet siempre se piensa en las grandes compañías. ¿Quién va a querer entrar en el ordenador de un simple profesional? O también nos preguntamos ¿qué tenemos que pueda interesar a los ciberdelincuentes? Quizás el planteamiento sea erroneo, y la pregunta es ¿por qué no van a entrar en mi ordenador si pueden? Vamos a ver cómo puede el autónomo proteger su información frente a un ciberataque.

En lugar de compararnos con una gran empresa tendríamos que hacerlo con un usuario normal. Si ello sufren problemas de virus, malware o ransomware, el autónomo puede sufrirlos igualmente. Si nos empeñamos podemos tener toda nuestra información cifrada en cuestión de minutos. Por eso es básico tener siempre una copia de seguridad de todos nuestros datos para poder recuperar la información.

No está de más que la información que necesitamos se almacene en la nube, tanto en el caso de nuestro ordenador portátil como en el de nuestro teléfono que será básico para nuestro día a día. No podemos permitirnos perder nuestra agenda, si por cualquier motivo nuestro smartphone falla, nos lo roban, etc. Lo mismo podremos decir si lo perdemos y cae en manos que no deben.

El smartphone, una herramienta básica para el autónomo

Nuestro teléfono tiene que estar fuera de miradas indiscretas. No podemos dejarlo encima de una mesa y que cualquier revise su contenido. Para ello es básico que esté protegido con código PIN o si disponemos de desbloqueo por huella, mejor todavía. Hay que tener en cuenta a la cantidad de aplicaciones y datos a los que se podría acceder sólo con desbloquear el teléfono.

Además a la hora de elegir apps con las que trabajar tenemos que buscar aplicaciones que se puedan consultar también desde la web. De nada servirá tener una app fantástica de calendario si al perder el teléfono, perdemos la información que contiene porque no podemos utilizarla desde el ordenador. Claro que podemos sustituir el teléfono, volver a descargar la app en el nuevo e identificarnos con nuestra cuenta para ver si están los datos, pero mientras tanto, tenemos un problema.

Proteccion

Otra precaución muy importante es no conectarnos a WiFi públicas que puedan ser inseguras. No se trata sólo de que la información entre nuestro terminal y el punto de acceso a Internet viaje cifrada, sino de que compartimos la misma red que otros dispositivos en la mayoría de los casos. De esta manera un atacante podría estar justo a nuestro lado e intentar acceder a nuestro terminal sin que seamos conscientes de ello o un equipo infectado podría propagar el virus al resto. Esto sirve tanto para los smartphones como para los portátiles.

Por último es fundamental activar las funciones de localización del teléfono. De esta manera si nos lo hemos olvidado podremos intentar recuperarlo o borrar información de forma remota. Claro que pare ello tiene que estar conectado a la red, algo que si nos lo han robado puede que sea la primera medida que tomen los ladrones, apagar el móvil.

Los servicios online que utiliza el autónomo

Un aspecto muy importante son las contraseñas de los servicios online, tanto del teléfono como del portátil. Tienen que ser contraseñas seguras y fuertes, diferentes para cada sitio y que se cambien como mínimo un par de veces al año. Los problemas con el robo de contraseñas como el que recientemente ha afectado a Yahoo! no son casos aislados.

Otra regla básica es no dejar sesiones abiertas de servicios en el navegador. Además si es posible eliminar cookies e historial cada vez que se cierre el navegador, de esta manera las sesiones se cerrarían automáticamente a la vez que lo hace nuestro navegador. También es importante que cuando el equipo vuelva de suspensión nos pida la contraseña.

Siempre pensamos que el peligro está en los demás, pero en muchos casos somos nosotros. No está de más tener un segundo equipo en el que poder trabajar por si tenemos algún problema. Pero también mantenerse al día sobre las amenazas que están afectando. Estar suscrito a algún blog de seguridad o a la newsletter de nuestro antivirus puede ser una buena medida.

Por último, aprovecha las opciones de tu antivirus y haz un escaneo completo a los equipos de forma regular. Muchas veces un virus sólo quiere robar datos y no hace que el ordenador funcione mal, simplemente trata de pasar desapercibido. Una revisión de forma periódica puede evitar algún disgusto. Lo importante es que tratemos de ponérselo difícil a los chicos malos.

En Pymes y Autónomos | Un correo electrónico, un virus y adiós al trabajo y los datos acumulados

Imágenes | aitoff | geralt

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos