Compartir
Publicidad

Cómo describir los productos o servicios que tenemos en nuestra web

Cómo describir los productos o servicios que tenemos en nuestra web
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Si esta semana hemos hablado de lo importante que es realizar un buen trabajo de backoffice para tener preparado todos los artículos que queremos tener en nuestra web, una cuestión que no debemos pasar por alto es cómo describir los productos o servicios que tenemos en nuestra web.

En el caso de los servicios las empresas lo tienen más sencillos, puesto que más o menos saben informar a sus clientes potenciales de las características de los servicios que ofertan. Ventajas que supone la contratación de los servicios, en qué modalidades los presta nuestra empresa, etc. Toda la información que nuestros clientes puedan considerar relevante al respecto.

Pero en el caso de los productos la cosa cambia un poco.¿De dónde sacamos las descripciones? En principio podemos utilizar los catálogos o páginas web de nuestros propio proveedores. Pero esto tiene un problema. Si somos distribuidores de un producto concreto y para nuestra web sacamos las descripciones de la web del proveedor estamos utilizando un lenguaje que puede confundir al cliente final.

Puesto que el objetivo de la web de nuestro proveedor es vender a los distribuidores, es decir, puede darse el caso de que utilicen un lenguaje técnico puesto que el canal de información va de profesional a profesional. Sin embargo nuestro canal va de distribuidor a cliente final por eso debemos matizar dichas descripciones de producto.

Otra cosa es cuando hablamos de características técnicas, que en este caso si decidimos incluirlas no hay mayor problema. Pero en lo que respecta a las descripciones quizás deberíamos matizarlas para ofrecer a nuestros clientes un lenguaje más cercano, que se aproxime un poco más a lo que nos demanda cuando entra por la puerta de nuestro establecimiento.

Para entenderlo bien es como si nosotros lleváramos a la web la información que trae un prospecto de cualquier medicamento. Nuestros clientes no quieren leer el prospecto sino que quieren que nosotros recomendemos, les digamos para qué sirve el medicamento y qué contraindicaciones tiene. Se trata un poco de ejercer de traductores entre el lenguaje técnico y el coloquial.

Se trata un poco de llevar a la web la información que sabemos transmitir a nuestros clientes cuando vienen a nuestras empresa o realizamos visitas comerciales. Este es el camino que debemos utilizar en nuestra página web, que muchas veces peca, en exceso de utilizar descripciones demasiado técnicas o en un lenguaje que no es el que habitualmente utilizamos con nuestros clientes.

En Tecnología Pyme | Comunicación web corporativa, no todo es diseño

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos