Compartir
Publicidad

Rebajamos los despidos y ponemos a los parados a barrer la calle

Rebajamos los despidos y ponemos a los parados a barrer la calle
Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras coger un poco de aire tras las múltiples novedades que hemos ido difundiendo sobre la nueva reforma laboral, vemos que las fórmulas aplicadas son “remakes” de otras anteriores que no demostraron resultar efectivas para crear empleo. No podemos desviar el foco de dos importantes aspectos: se abarata el despido de forma muy notable y muchos desempleados tendrán que ganarse su prestación, si antes era formándose, ahora será trabajando para la comunidad.

No es solo que hayamos pasado de las indemnizaciones por despido de 45 a las de 33 días, sino que en la práctica se allana el camino para realizar despidos justificados con indemnizaciones de 20 días. Esto, de forma paralela también afecta a los futuros desempleados que quieran iniciar un negocio, pues aunque se haya anunciado que se podrá capitalizar el 100% del desempleo, poseerán una cantidad cada vez más pequeña para hacerlo debido al notable abaratamiento del despido.

¿No hay más ideas?

Mientras las medidas dispuestas para la contratación se basan en fórmulas agotadas y a priori insuficientes, las del abaratamiento del despido nos suena a la continuación de los pasos ya iniciados por el PSOE, pero llevados al extremo. Si se demuestra la reducción del nivel de ventas durante tres trimestres, se podrá acceder al despido justificado por causas económicas con indemnización de 20 días… no parece muy complicado con la que está lloviendo ¿verdad?

Por otro lado, el despido injustificado experimenta una rebaja importante. Es cierto que con ello se flexibiliza más nuestro mercado laboral, pero en un país enterrado por un paro formado por cerca de 6 millones de personas no podemos pensar que el despido sea el gran problema a solucionar.

Por otro lado, me ha llamado mucho la atención el hecho de que se anuncie como un éxito el hecho de no abaratar las prestaciones por desempleo, dejando a cambio una forma indirecta de hacerlo: trabajar para “el bien de la comunidad”, que de paso es posiblemente más económico que contratar mano de obra especializada ¿Se continuará la senda de la formación a los desempleados o esta terminará siendo un derecho de los ya empleados?

La ministra nombró la importancia de formar a los profesionales de los sectores económicos hundidos, mencionando el de la construcción de forma expresa. No sé si proponen algo que no se haya hecho hasta ahora, pero de momento me suena al discurso dado por los socialistas en su momento. Eso sí, ahora se ha reconocido la incapacidad del antiguo INEM para colocar a los desempleados y se busca la colaboración de las ETT.

Más de lo mismo

Con tantas reformas laborales uno ya no sabe qué pensar, si están dando palos de ciego o si simplemente le están dando palos a los trabajadores y desempleados para calmar a los mercados.

En un primer momento no quise ni pude dar una opinión clara sobre las medidas, pero ya puedo decir que me siento decepcionado, aunque eso no evitará que desee que sea positivo para España… no me queda otra.

No se han reducido los tipos de contrato (de hecho se añade uno más de forma experimental) y seguimos con un modelo de bonificaciones muy complejo y demostradamente fracasado. Creo que todo esto seguirá produciendo precariedad y dudo que se pueda reactivar el consumo interno de forma notoria.

En otras palabras, con esta “re-re-reforma” seguimos dando vueltas y solo nos queda esperar a que mareen con otra más. Ahora, ya han comenzado las protestas y la mano dura, pero mi negocio sigue igual que ayer.

En Pymes y Autónomos | Resumen de la nueva reforma del mercado laboral, La nueva reforma laboral: cambios en el despido, La nueva reforma laboral: la negociación colectiva, La nueva reforma laboral: la flexibilidad interna en las empresas, Novedades de la reforma laboral sobre la contratación
Imagen | Truthout.org

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos