¿Lamentarse sin más o buscar soluciones para salir de ésta? Tú eliges

Sigue a Pymesyautonomos

Superación

Negar que vivimos quizá la peor crisis económica de la historia es de necios y, además, una actitud infantil. Cerrar los ojos a la realidad sólo nos hará posponer todos los cambios que necesitamos poner en marcha para sobrevivir y superar los obstáculos y hacerlo fortalecidos. Pero, ante un escenario como este hay dos opciones: lamentarse por habernos tocado una de las peores coyunturas económicas que se recuerdan o adaptarse a ella y buscar soluciones para superarla. En tu empresa, en tu negocio o en tu vida, eres tú el que debes elegir.

Estamos inmersos en una depresión colectiva. Sí, según la RAE en su cuarta acepción, es un síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos. En román paladino, vivimos con un pesimismo casi interiorizado, con una angustia exacerbada al no encontrar la salida. El bombardeo de datos negativos es continuo, las historias de dramas económicos a nuestro alrededor se repiten. El paro no tiene techo, las tijeras de los recortes siguen más afiladas que nunca, las trabas para crear tu propio proyecto no dejan de crecer… En esta casa lo contamos y lo seguiremos contando, porque negarlo es contraproducente.

Ante ello, lo humano en un primer momento es lamentarse, gritar contra todo eso. Lo humano y, en muchas ocasiones, lo recomendable, pues de la queja sale la fuerza para seguir. Pero mantenerse ahí sin más, sólo haciendo de la queja la bandera con la que levantarse a diario es un error mayúsculo. Teniendo muy presente la crisis, los recortes, las medidas injustas y las historias dramáticas, hay que buscar salidas, hay que adaptarse a la situación y ser capaces de verla como una oportunidad.

Todos los expertos coinciden en que esta crisis marcará un antes y un después. Muchas cosas habrán cambiado y con ellas nuestros negocios, nuestras aspiraciones, nuestras formas de hacer las cosas, nuestras vidas… Y, ¿no es eso un reto inmejorable para demostrarnos a nosotros mismos que podemos? ¿No crees que si te pones desde hoy a buscar soluciones para construir esa ‘nueva era’ puedes transformar tu rabia y tu queja en algo positivo?

No creo en los mensajes basados en un ‘buenismo’ pueril e irreal. No se trata de un idealismo extremo, con el que, como decía, cerrar los ojos ante lo que nos rodea. Pero sí estoy convencido de que muchos de los problemas que hoy nos acucian se resuelven con una actitud constructiva y no destructiva, positiva y no catastrofista. Sentándonos a esperar que la solución a los problemas en nuestra empresa, en nuestro proyecto o en nuestras vidas venga caída del cielo es estúpido y peligroso. ¿Quejica o ‘solucionador’? Tú eliges.

En Pymes y Autónomos | Convertir las dificultades en motivación, una de las claves para emprender hoy, Vídeos de motivación deportiva en las pymes, El optimismo es la clave para salir adelante
Imagen | marioptasik

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario