Síguenos

Vacaciones

Afortunadamente, a mi entender, en nuestro país, el mes de agosto ya no es un mes de “cerrado por vacaciones” total, y es que nunca había entendido esa obsesión de todo el mundo por hacer vacaciones al unísono, irse a los lugares como sardinas en lata, y con unos servicios prestados malísimos a causa de la masificación. Afortunadamente hoy ya no es así, y cada empresa, y cada profesional es un mundo.

Es cierto que sigue existiendo cierta tendencia a irse de vacaciones en el mes de agosto, pero lejos quedan aquellos tiempos en los que en las ciudades no quedaba nadie y querer ir a comprar el pan podía significar tener que hacer una ruta considerable. Y a mi entender, este cambio de tendencia aporta muchas ventajas, entre ellas, favorece la productividad y las oportunidades de negocio para quien permanece abierto.

Nunca me han gustado las vacaciones en las fechas en las que la gente se va de vacaciones, no se si será porque no me gusta encontrarme gente en los viajes, y me gusta viajar más tranquilo y con mayor calidad. En realidad nunca, desde que decido por mi mismo, hago vacaciones, lo que se dice vacaciones en agosto, y la verdad es que veo que es una tendencia en auge en muchos profesionales de mi entorno.

Empresas que permanecen abiertas y que aprovechan ventas que otros ahora pierden, profesionales que aprovechan esta época para trabajar tranquilamente y prepararse para cuando todo vuelva a moverse cien por cien. O casos como el mío, de profesionales “non stop”, que simplemente queremos hacer en todo caso escapadas puntuales en estas fechas, y grandes viajes cuando nos plazca (y no cuando nos digan que toca por el calendario), somos una buena muestra de esta realidad que cada día va a más.

En Pymes y autónomos | Las vacaciones de los pequeños empresarios
Imagen | Daquella manera

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario