¿Bajadas de sueldo? Los directivos deben predicar con el ejemplo

Sigue a Pymesyautonomos

Sueldos congelados

Predicar con el ejemplo. Cuando los tiempos se vuelven duros, cuando las cosas se tuercen en la empresa, los primeros que han de dar la cara son las cabezas visibles, los responsables. En esta crisis se ha impuesto como medida generalizado el recorte en personal, tanto con despidos como con bajadas de sueldo. Se antoja complicado un ajuste mayor pero en el caso de que se deba hacer, los directivos han de ser los primeros que lo asuman.

Hay muchos ejemplos en esta crisis de directivos que han impuesto severos ajustes a sus plantillas, sin asumir su parte correspondiente de éstos. Cúpulas que aprueban un ERE para un porcentaje importante de los trabajadores y que deciden aislarse y mantener un ‘status quo’ injusto y contraproducente.

Asumir la responsabilidad ante las dificultades y predicar con el ejemplo en los ajustes de salario tiene dos ventajas claras. La primera es que se frena la más que probable indignación del resto de la plantilla que reclama el reparto de los esfuerzos para salvar a la empresa. La segunda es que se mantiene la motivación para seguir remando.

Otro debate sería si en este momento, con los gastos de personal aquilatados al máximo en la mayor parte de las pequeñas y medianas empresas en este país, lo idóneo es seguir ‘castigand’o a las plantillas con más reducciones de salario, lo que redundaría en una desmotivación y una falta de compromiso aún mayor y que acabaría siendo más peligroso.

Toca el turno de dar ejemplo, de remar como los demás. Lo contrario sería contar con pan para hoy y hambre para mañana.

En Pymes y Autónomos | Hay alternativas a la mejora de competitividad más allá de reducir el salario, Por qué la subida de sueldo no es suficiente para aumentar la motivación
Imagen | Wondermonkey2k

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario