Compartir
Publicidad

Un poco de color en la empresa

Un poco de color en la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Antes de que digas nada, lo sé: estamos en crisis ¿es un buen momento para hablar de colores? Mi respuesta es un sí de color verde esperanza. Walt Disney decía: "Vivimos en un maravilloso mundo de color". Es cierto que si tuviéramos que elegir uno para definir la situación de familias, empresas, autónomos y trabajadores el negro sería el color más votado, pero si una combinación bien elegida puede excitar, calmar o fascinar, ya que la inversión es poca, ¿lo intentamos en nuestro negocio?

Si tenemos intención de ser recordados, utilicemos con talento el tono que mejor defina a nuestra pyme, y a la vez, que guste y quede fijado en la memoria de nuestros clientes potenciales. En el momento de la compra existe un estado llamado AWARENESS en la jerga publicitaria, que significa:fase por la que pasa el consumidor antes de la compra. El futuro comprador empieza a estar alerta sobre las menciones que se producen sobre el producto que le empieza a interesar. Ahí el color elegido es primordial porque es lo primero que recordamos de un producto.

Soy una pyme y no sé con qué color me veo mejor

Alto, nadie ha dicho que sea fácil escoger el adecuado. Por poner un ejemplo para incidir en la importancia de este elemento: ¿Cuántas veces habéis tratado de explicar a un amigo el producto que sea, pero no recordáis el nombre pero sí la caja, el color, si brillaba, si eran tonos chillones, etcétera? Muchas. Al menos a mí me sucede. "Sí, acuérdate, lo vi en televisión, es un champú con la botella en color verde pero tiene la parte de arriba en un amarillo pastel". Memorizamos los colores y a su vez, los asociamos a la marca, al producto, a la tienda e incluso a la persona.

Una pyme, por ejemplo, debe conocer mucho del color, de formas y colores, en definitiva, de la sinestesia del color. La sinestesia es según el diccionario de la lengua española (DRAE): 2. f. Psicol. Imagen o sensación subjetiva, propia de un sentido, determinada por otra sensación que afecta a un sentido diferente.

Debemos tener clara una idea: los logos no nacen por casualidad, o al menos no debería ser así, tendríamos que estudiar qué tono escogemos, uno, dos y pensar en nuestro producto. Las marcas más reconocidas han estudiado perfectamente esta relación de los colores. En un logo hay un objetivo, una imagen que se desea transmitir, por eso hay que dedicarle tiempo.

¿Qué colores son sinónimo de éxito?

Ante todo mucha calma, primero hemos de ofrecer un buen servicio, ya lo tenemos, poseemos un producto estrella, es estupendo, los consumidores lo necesitan y queremos que quede fijado en su mente y se acuerden de nosotros. Si no hay calidad, nos olvidamos del color, y de las formas. Por ejemplo, el azul es uno de los tonos más empleados en marcas. ¿Por qué? porque transmite confianza. La mayoría de las marcas que quieren trasladar seriedad, estabilidad, unidad, etcétera lo utilizan. Por ejemplo: Nivea, una marca "de toda la vida" que transmite solvencia, también suavidad. El azul está relacionado también con la calma, se aconseja pintar las paredes en este tono para relajarnos en una casa u oficina.

En las redes sociales, si nos fijamos es el color que más abunda: Twitter, Facebook, Tuenti. Un testimonio: el arquitecto David Hicks declara: "El color puede tener en nuestra vida más repercusiones que cualquier otro elemento, y a menor coste"
.

Los colores tienen efectos psicológicos y fisiológicos en el cuerpo. Los rojos pueden alegrar y los verdes tienden a calmar, mientras que una sala en tonos rosa puede disminuir las tensiones.El color se utiliza para vender y para informar, por lo tanto, escojamos bien el color de nuestra empresa. Por alguna razón los colores complejos y sofisticados, son los preferidos en materia de pinturas, los preferidos frente a los tonos discretos y pálidos.

Por cierto, ¿el negro te resulta agresivo o elegante? Depende en qué situación lo veamos. Se asocia en productos a elegancia, caro y sofisticado. Hay que tener cuidado con la tipografía puesto que el color del texto será ilegible si no acertamos. El blanco o el naranja pueden ser efectivos. En cosmética es un color recurrente.

Ahora sólo te falta elegir de qué color quieres que te recuerden. Pero siempre analizando, no queremos que nos quede una tarjeta de visita o un logotipo "bonito" sino con un significado para el que lo vea. Descartemos las florituras que ofrecen muchos programas de diseño donde al final, el nombre de la persona o la empresa queda envuelto en un montón de flores retorcidas, en un ambiente bucólico pero también desconcertante.

En Pymes y Autónomos|Evita que tu logotipo arruine ventas

Imagen|Lucy Nieto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos