Compartir
Publicidad

¿Conoces la reputación online de tu pyme?

¿Conoces la reputación online de tu pyme?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos tenemos la tentación de poner nuestro nombre en Internet y saber qué conoce la red de redes sobre nosotros. Si tenemos un trabajo o una profesión que no dependa mucho de nuestra exposición en el mundo virtual, quizás no encontremos nada en particular, es decir, nada que repercuta en negativo sobre nuestra persona. ¿Pero si tu negocio está en la red, qué pasa? Sencillo, hemos de cuidar su imagen tanto como en la vida real.

La reputación online de tu pyme es la misma que la que posee en la vida real. Por lo que ambas deben ir de la mano. En muchas empresas ocurre que descuidan su presencia en las redes sociales. Abren una página y jamás vuelven a escribir. Para los clientes que acceden a ella es una falta de respeto similar a entrar a por la puerta y que nadie nos atendiera. Vamos a señalar algunos puntos fundamentales para estar presentes en la Web 2.0 con coherencia.

Las redes sociales se han convertido en el nuevo paradigma de la comunicación para empresas y marcas. Por esta razón las empresas responsables, recopilan y analizan toda la información relacionada con sus marcas o servicios en los medios de comunicación tradicionales, pero también en las redes sociales, a través de un continuo seguimiento e intervención.

Para un porcentaje elevado de usuarios de Internet las opiniones y características online les influye en su decisión de compra, lo que más les aporta información son las opiniones y reconocimiento de personas que utilizan el producto. ¿Es o no importante cuidar nuestra imagen? Mucho. Tanto para nuestros clientes como para los amigos de éste o futuros compradores.

Demos motivos para que hablen bien de nosotros

Las redes sociales se han convertido en un uno de los recursos más utilizados por las empresas, pero también suponen una amenaza como venimos advirtiendo si no se realiza verdaderamente una buena gestión de toda la comunicación que sobre nosotros generan los demás.

El mejor motivo es el cuidar de nuestros clientes, y escuchar lo que dicen sobre nosotros, tomar nota de sus ideas, opiniones o quejas y que perciban esos cambios, en nuestra misión como empresa, es sinónimo de empatía digital

Consejos para seguir a nuestra empresa por Internet

  • Utilizar Google Alerts con el nombre de nuestra empresa
  • Realizar búsquedas por nombre de marca para comprobar nuestra posición en cuanto a opiniones negativas
  • Búsquedas genéricas: en blogs, foros...
  • Atención a los perfiles de empresa ficticios creados por terceros y su amenaza
  • Vigilar las opiniones de antiguos trabajadores, clientes, proveedores

Monitorizar, una obligación

Creo que esta parte es la que menos gusta de llevar a cabo. Pero si no medimos no sabremos qué resultados estamos logrando. Es como trabajar sin cobrar. El resultado de medir nuestras acciones y las de nuestros seguidores, es primordial para saber si nuestros esfuerzos en el cambio de comunicación en Internet ha sido para bien o para mal.

En las redes sociales, ya vimos que es fácil estar al tanto de la relación entre nuestros seguidores y la empresa. En Facebook si abrimos una página contamos con una serie de estadísticas claras, y que reflejan datos objetivos que ayudan a generar un mapa mental sobre nuestros aciertos, errores y conocer qué gusta o no a nuestros clientes. Monitoriza al menos una vez a la semana.

El posicionamiento o SEO sabemos que se ha convertido en una herramienta más en nuestra estrategia en Internet. Conoce cuales son los términos con los que se relaciona tu marca en Internet. Y si puedes permitírtelo contrata a un experto en la materia.

Conclusión

Si queremos que nuestra imagen no resulte dañada por terceros, no olvidemos algo obvio: las personas no dejan de opinar en cuanto nosotros cerramos el portátil. En Internet existen unas reglas, unas normas y actitudes humanas igual de dañinas que en la vida real, seamos listos y difundamos un mensaje coherente en la red, cuidemos a nuestros clientes y a a sus amigos, midamos qué gusta o no de lo que ofrecemos y por último, midamos nuestro trabajo.

En Pymes y Autónomos|La conquista de Internet: una oportunidad para pymes

Imagen|aubergene

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos