Compartir
Publicidad

Mantener a los empleados contentos cuando creen que cobran menos de lo que se merecen

Mantener a los empleados contentos cuando creen que cobran menos de lo que se merecen
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una reciente encuesta de Adecco e Infoempleo (PDF) ha dejado patente que siete de cada diez trabajadores cree que cobra menos de lo que se merece. Pero ¿cómo puede la empresa mantener a los empleados contentos cuando creen que cobran menos de lo que se merecen? Puede resultar complicado pero lo cierto es que existen determinadas fórmulas para al menos compensarlo.

La primera de ellas tiene que ver con los horarios y la posibilidad de conciliar. En las empresas en las que el presentismo es la norma y nadie se mueve hasta que no se va el jefe, si además se suma un sueldo bajo, la frustración y la desmotivación no tardará en llegar a la mayoría de los empleados. La flexibilidad de entrada y salida, turnos continuos o trabajar una serie de horas al mes desde casa pueden ser de gran ayuda para mantener contentos a los empleados.

En este sentido muchos trabajadores se conformarían simplemente con cobrar las horas extras que tienen que hacer de forma habitual, pero que ni se remuneran ni se compensan con descansos en días sucesivos. Se trabajan más horas por el mismo salario, que en la mayoría de las empresas no supera los 1000 euros, lo que resulta un caldo de cultivo perfecto para a la menor ocasión el que pueda deje la empresa.

En este sentido hay que tener cuidado a la hora de manejar situaciones delicadas respecto a los sueldos. Es habitual que dos trabajadores que están realizando el mismo trabajo tengan sueldos diferentes, sobre todo si uno fue contratado hace años y otro lo ha hecho en los últimos años, después de la reforma laboral. No hablamos ya de cobrar antigüedad, sino de tener un salario base inferior por realizar el mismo trabajo, al menos ha si lo ha reconocido un 58,1% de las empresas encuestadas por Adecco.

También mantener unos objetivos comunes en la empresa y una tabla salarial coherente. Si los directivos y ejecutivos tienen subidas de sueldo y los trabajadores base ven como sus salarios se mantienen congelados, será muy complicado que la frustración no mine la moral de toda la plantilla. Si mejoran los beneficios estos tienen que llegar a todos los estamentos de la organización.

No es posible seguir manteniendo salarios congelados en sectores como el turismo con récord absoluto de visitantes y el 100% de ocupación. Cierto que ahora hay más mano de obra disponible para contratar y se ofrecen salarios más bajos, pero mantener esta política a lo largo del tiempo no es sostenible.

Es necesario que el trabajador se sienta cuidado por la empresa, que es importante y necesario. De otra manera lo único que piensa es que a la mínima oportunidad que tenga saldrá por la puerta sin despedirse, sin mirar atrás y buscando mejorar en sus condiciones laborales.

En Pymes y Autónomos | El salario sí motiva

Imagen | jarmoluk

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos