Sigue a Pymesyautonomos


¿Te has preguntado alguna vez cuántas veces eres capaz de levantarte después de caer? En la empresa, en el camino de un autónomo, del emprendedor, del gestor que rige su propio destino, vemos que los tropezones y caídas son constantes. Es difícil, realmente complicado rehacerse, hincar la rodilla en tierra y sacar fuerzas donde no las hay después de una caída abrupta, bien provocada o bien involuntaria.

Y aquí es donde entra la madera que debemos llevar dentro para rehacernos frente todas las adversidades, a parar los golpes, a soportar el dolor y a ser perseverantes en la empresa, tal y como le ocurre a Tom Cruise en este vídeo extraído de la película El último Samurai. Es realmente complicado sacar pecho y superar una caída, pero basta con que miremos arriba, apretemos los dientes y saquemos pecho.

Nadie ha dicho que sea fácil hacerlo, pero si miramos a nuestro alrededor, veremos que superar un fracaso empresarial es más una cuestión de espíritu y fortaleza que de ayudas externas. No hay empresa que se haya llevado a la cima mediante un camino sencillo y fácil y aquí es donde viene la verdadera madera de emprendedor.

Más allá de todos los conocimientos adquiridos, de las bondades de nuestro producto o servicio o de la capacidad de reacción que tengamos, si no sabemos encajar un golpe doloroso, debemos plantearnos quizá que nuestro mundo laboral no se encuentra en la primera línea empresarial abanderando cualquier proyecto, sino en la retaguardia. Si no eres capaz de levantarte después de un golpe, no te metas a proyecto de empresario, porque fracasarás casi con toda probabilidad.

En Pymes y Autónomos | Oasis en el desierto, La metáfora de la caída en picado
Vídeo | Youtube

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios