El Mercado Alternativo Bursátil en la financiación de las Pymes

Sigue a Pymesyautonomos

MM

En la actual situación de restricción crediticia, las empresas se ven obligadas a contemplar todas las alternativas de financiación posibles, de entre ellas, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) puede ser una opción para la financiación de un determinado tipo de pymes. Las empresas que se planteen esta opción deben saber que han de cumplir una serie de requisitos como:

  • Ser sociedades anónimas.
  • Tener su capital social totalmente desembolsado y representado en anotaciones en cuenta, con libre transmisibilidad de sus acciones.
  • Estar comercializando productos o servicios.
  • Presentar una oferta de emisión superior a dos millones de euros en acciones.
  • Garantizar la transparencia en sus cuentas y tener auditadas las cuentas de al menos de los dos años anteriores a su cotización.
  • Designar un asesor registrado.
  • Establecer un contrato de liquidez. Se trata de un acuerdo entre la empresa cotizada y un intermediario financiero por el que la compañía autoriza al mismo a realizar operaciones de compra y venta con acciones propias de la sociedad en cuestión cuando lo crea necesario para agilizar la contrapartida. Esta operativa está muy limitada para evitar que afecte a la libre formación de precios en el mercados.

Conforme a estos criterios el MAB estima que unas 5.353 pymes pueden acceder a cotizar en este mercado y deberían contemplarla como una opción de financiación ya que durante 2009, las compañías de la bolsa española fuera del Ibex captaron recursos propios por valor de más 2.631 millones de euros (Expansión, PDF), según datos del vicepresidente del MAB, Jesús González Nieto. Esta tendencia ha animado a más de 70 compañías a plantearse salir a cotizar al MAB. De ellas, más de 20 tienen planes avanzados para presentar una oferta en el primer semestre de 2010.

Los asesores registrados en el MAB aseguran que hay interés en todos los sectores, pero donde se observa mayor movimiento es en: biotecnología, tecnología y energías renovables. Hasta la fecha, sólo dos empresas se han animado a participar en el MAB, Zinkia (en julio de 2009) e Imaginarium (en diciembre de 2009). Ambas compañías están en el mismo sector, el infantil, siendo su comportamiento bursátil diametralmente opuesto. Zinkia ha ganado el 11,45% e Imaginarium ha perdido el 13% desde sus estrenos.

A pesar de los prometedores inicios que está teniendo el MAB en 2010, cuenta también con incovenientes, como son las elevadas comisiones de colocación (6.000 euros + 0,5 por mil sobre el nominal admitido a los que hay añadir 12.000 euros anuales del asesor registrado) o los cuantiosos gastos en abogados, entre otros, por lo que para muchas compañías ambos factores pueden actuar como elementos disuasorios. Como ventajas, facilita el acceso a financiación para empresas de reducida capitalización, con la adecuada transparencia y liquidez para los inversores. Aporta una mayor notoriedad a la compañía, particularmente ante clientes y proveedores financieros. Permite determinar el valor de la empresa, al fijar el mercado el precio de las acciones, incorporando en el precio las expectativas de negocio. Ofrece a los accionistas liquidez, al permitir convertir en dinero sus acciones. No implica perder el control de la empresa.

En Pymes y Autónomos | El MAB y las pymes.

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario