Compartir
Publicidad

Ojo con la selección de papel comercial

Ojo con la selección de papel comercial
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bastantes de mis primeros posts en Pymes y Autónomos versaron sobre el mundo de los efectos comerciales y del descuento. Incluso con la evolución de los medios de pago (confirming, factoring) la negociación de giros comerciales sigue siendo la savia financiera de buena parte de las pymes. Es por ello que me deja atónito que mucha gente gestione una empresa sin conocer como funciona. Y aún más que se den consejos sobre dicha herramienta financiera totalmente erróneos. Por poner un ejemplo, quiero advertiros sobre los riesgos de la selección de papel comercial en nuestras remesas.

En los últimos tiempos han vuelto a proliferar las empresas dedicadas al descuento comercial de pagarés, facturas o certificaciones. El caso es que repasando la web de una de ellas, Corfisa, en la sala de prensa de la misma, me he encontrado una auténtica aberración. Os cito a continuación el párrafo extraído de una suerte de publirreportaje publicado en Dinero.

El truco está en dar al banco el ‘papel malo’, que no significa incobrable, sino que pertenece a clientes con menor dimensión o marca reconocida; mientras que el ‘papel bueno’ (grandes empresas, banca, administración) es fácilmente tramitable al descuento por firmas como Corfisa, que no evaluarán el riesgo de la operación basándose en el perfil de riesgo de la pyme que se lo da (como sí hace el banco), sino que mide el riesgo del que firma el pagaré. Por ello, es posible mantener la actual línea de descuento con el banco y a la vez abrir una nueva línea de descuento con un broker para sumar liquidez.

Impresionante documento. Al Banco, que es tonto, muy tonto, la morralla. El caviar para la financiera (bajo la excusa de que ella mira la calidad del librado y no la del cliente que endosa el efecto). Y se atreve a sostener el ¿periodista? que el banco les mantendrá la linea de descuento. Yo no estaría nada seguro de dicha aseveración. Si yo soy el gestor bancario de dicha empresa empezaré a notar que alguien se está quedando con lo bueno, que el mix del que se componían las remesas está cambiando. Y pediré explicaciones al respecto.

Lo que es evidente es que el Banco no se va quedar de brazos cruzados. Dicha variación de su riesgo conducirá a la reducción de la linea o a la eliminación de la misma, en función de lo engañado que se sienta. Y entonces seguro que el periodista os hace una gestión con Corfisa para que os coja el papel malo y de paso os abran una cuenta para domiciliar los recibos.

Un inciso: ¿significa esto que no se pueden tener lineas de papel específico? Si, pero de frente y sabiendo lo que eso significa. En ocasiones, si nuestra posición financiera es holgada dichas lineas nos permitirán un mejor precio para el papel VIP. En otras, el propio Banco nos invitará a ello, bien como un medio de segmentación del riesgo, bien como un sistema de toma de contacto con clientes nuevos sobre papel de clientes compartidos.

En este juego, las entidades financieras son muy conscientes de que hay un pastel que se reparte y no les gusta que nadie se lleve su trozo sin una buena razón.

Más información | Corfisa En Pymes y Autónomos | Operativa financiera con la Letra de Cambio: Descuento Comercial vs. Gestión de Cobro, Descontando letras: liquidación de efectos comerciales (I) Imagen | kapungo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos