Compartir
Publicidad

La UE sancionará a las Administraciones morosas

La UE sancionará a las Administraciones morosas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad

A partir de 2013, la Unión Europea sancionará a aquellas Administraciones públicas que con cumplan con los plazos legales de pago y abonen sus facturas en un plazo superior a los 30 días que determina la ley. Con ello se quiere controlar y obligar a la Administración Central y las autonómicas y locales a respetar la Ley y defender, de este modo, a las empresas que ahora mismo ven peligrar su futuro por el impago sistemático de los organismos públicos.

Según los últimos datos, España es, tras Grecia, el país en el que el sector público se demora más en el abono de sus facturas, la media es de 170 días. La directiva obliga a pagar en 30 días a partir de 2013, cosa prácticamente imposible de cumplir, teniendo en cuenta que ahora mismo no se están respetando los plazos establecidos para el periodo transitorio.

La UE es consciente del enorme perjuicio que esta situación tiene sobre las empresas, sobre todo las pymes, por lo que está decidida a tomar cartas en el asunto. Así, según palabras del vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario de Industria, Antonio Tajani, “una vez que las disposiciones de la nueva directiva se hayan traspuesto en todos los Estados miembros, las situaciones como las que ocurren en España se considerarán contrarias al Derecho de la UE”.

Desde luego la imposición de sanciones puede ser un método persuasivo para que las Asministraciones cumplan con los plazos legales de pago. Sin embargo queda por ver, además de las cuantías que fije el régimen sancionador, qué mecanismos se utilizarán para controlar esos impagos.

De nada servirá este nuevo sistema si han de ser las propias empresas las que denuncien esas situaciones, teniendo en cuenta que denunciar a una Administración puede ser perjudicial para poder seguir trabajando con ellas. Por otro lado, la propia sanción, lejos de penalizar a la Administración en concreto, acabará repercutiendo en el bolsillo de los contribuyentes, teniendo en cuenta que son éstos los que las sostienen.

Quizá habría que profundizar más en la responsabilidad de los gestores y no tanto de las instituciones. Quizá esa sería la manera de que las personas que están al frente de las Instituciones tomaran conciencia del problema y de la importancia de una buena gestión del dinero público.

Vía | Expansión
En Pymes y Autónomos | La morosidad es el auténtico cáncer de las pymes en España
Imagen | brunosan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos