Compartir
Publicidad

Cómo elegir una distribución linux para nuestra empresa entre las basadas en Debian

Cómo elegir una distribución linux para nuestra empresa entre las basadas en Debian
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Ya hemos comentado algunas de las cuestiones que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un distribución Linux para nuestra empresa. También hemos visto las distribuciones más orientadas al mundo de la empresa dentro de la gama de distribuciones sin soporte profesional, hoy vamos a ver cómo elegir una distribución Linux para nuestra empresa entre las basadas en Debian.

Debian es una de las grandes ramas que tiene el mundo de Linux. Tienen una gran cantidad de software a su disposición y gozan de una gran estabilidad, por lo que son bastante adecuadas para las empresas. En este caso las tres alternativas que vamos a comentar serán Debian, Ubuntu y Linux Mint.

Estas tres distribuciones están enfocadas más a un público general que a la empresa, sin embargo por eso mismo, creo que son más intuitivas y cuentan con un gran número de adeptos por lo que encontrar información cuando tenemos algún problema resulta sencillo. Otra cuestión será que esa información nos sea útil o no, puesto que uno de los grandes problemas de no contar con un soporte oficial en Linux está la dificultad para resolver problemas a través de la información disponible sobre todo en foros de la distribución.

Debian


Posibles instalaciones de Debian

Es este caso estamos hablando de la distribución a partir de la cual todas las demás se van desarrollando, aunque llegado un punto poco tengan que ver ya con la original de la cual están derivadas. Debian tiene dos cuestiones muy interesantes para las empresas a la hora de implementarla, la estabilidad de la distribución, que apuesta por esta opción por delante de implementar software más reciente pero que quizás todavía no se sabe si provocará algún problema con el sistema.


Otra de las cuestiones que a mi me gustan mucho de Debian es la posibilidad de realizar instalaciones tipo “tarjeta de visita”, es decir, una instalación mínima del sistema para que funcione y a partir de aquí vamos añadiendo el resto de programas o funcionalidades que vamos necesitando. Esta característica permite un control absoluto sobre la instalación de Debian en nuestros equipos. Es una opción muy interesante, que requiere unos conocimientos más avanzados y un primer proceso de instalación algo más entretenido.


Las pegas que muchos usuarios le ponen a Debian es el uso de paquetes o programas más antiguos. La estabilidad es el precio que se toma, puesto que casi siempre tienen la penúltima versión de tal o cual software para garantizar la estabilidad de la distribución. De todas formas siempre podemos instalar la última versión a través de paquetes *.deb, el equivalente en esta distribución de los *.exe de Windows que existen para la mayoría de los programas.

Ubuntu


Centro de software Ubuntu

Podríamos decir que hoy en día es la distribución más popular y la favorita de mucha gente. Es una distribución muy enfocada hacia el público en general, que trata de ofrecer una cara sencilla de Linux para los usuarios, muy enfocada a facilitar el trabajo de los mismos, razón por la cual es muy apreciada por los mismos. Cuenta con una comunidad de usuario muy activa, con lo cual a la hora de resolver cualquier duda tendremos sin duda un buen apoyo.


Su ciclo de desarrollo saca una versión nueva cada seis meses, lo que para la pyme es una locura, por eso plantean para el sector de la empresa versiones LTS, Long Time Support, que aparecen cada dos años y tienen un soporte de actualizaciones que dura hasta 5 años en el caso de versiones de servidores. Estas versiones buscan dar a la distribución una mayor estabilidad y trabajan sobre todo para que sean lo más depuradas posibles. La última que tenemos disponible es Ubuntu 10.04.


Cómo principal pega podemos decir que le faltaría una versión de su sistema más orientada a la empresa, ya que aunque podemos personalizarlo de manera sencilla quizás se echa en falta la flexibilidad que nos ofrece Suse Studio o la instalación Debian de tarjeta de visita. Buscan introducirse en el mundo de las pymes, pero más en el sector de los servidores que en el escritorio donde quizás tendrían más oportunidades. Han emprendido alguna iniciativa en compañía de IBM pero creo que no ha tenido la aceptación esperada, ni el apoyo necesario en su promoción por parte de las dos compañías.

Linux Mint


Gestor de software Linux Mint

En este caso se trata de la distribución más adecuada, en mi opinión, para dar el salto desde Windows, desde la perspectiva del usuario. En su instalación incluye cuestiones como Flash y Java instalados por defecto o codecs de reproducción multimedia ya instalados. Su concepto de los menús es más parecido a Windows que al resto de distribuciones Linux lo cual ayuda mucho a los usuarios que dan sus primeros pasos con Mint. Incluye una utilidad de copia de seguridad muy buena para la empresa y muy sencilla de utilizar.


Como parte negativa podemos decir que está basada también en Ubuntu, razón por la cual tiene también un ciclo de desarrollo corto, con una versión nueva cada seis meses, aproximadamente. En este sentido tienen una versión basada en Debian para romper esta dependencia, pero que quizás está un poco verde todavía. Además está basada en Debian Testing, la versión de Debian que está en continuo desarrollo, razón por la cual podríamos encontrar algún problema con algún paquete, aunque no es lo normal. Si queréis probarla recientemente han sacado la versión 10.


Todas estas distribuciones tienen en común una misma base, Debian y adolecen de los mismos inconvenientes al estar más orientadas hacia el público en general que hacia la empresa. Esto no quiere decir que no podamos adaptarlas para trabajar en la empresa, pues si algo tiene Linux es su capacidad de adaptación a las necesidades del usuario pero por otro lado, ya tenemos que perder más tiempo en buscar las herramientas que serán adecuadas para nuestra empresa. La parte positiva está en su popularidad y la cantidad de ayuda que podemos encontrar en la red si tenemos algún problema.

Más Información | Debian & Ubuntu & Linux Mint
En Tecnología Pyme | Me cambio a Linux, y ahora ¿cómo elijo distribución en mi empresa? (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio